Fútbol uruguayo
Listo para empezar

Xisco llegó a Peñarol: “Sé de sobra que puede ser una experiencia muy bonita”

“Es un orgullo estar aquí”, dijo el flamante ariete mirasol, cuyos amigos “se sorprendían para bien” cuando les hablaba de su nuevo destino.

11.09.2019 11:10

Lectura: 4'

2019-09-11T11:10:00
Compartir en


Xisco Jiménez, el delantero español de 33 años que acordó su incorporación a Peñarol tras quedar libre del Osasuna, arribó a Montevideo este miércoles. Llegó sin su esposa ni sus tres hijos, que se quedaron en Mallorca, y se mostró “muy contento e ilusionado por llegar a un grandísimo club a nivel nacional e internacional, que además ha sigo elegido mejor club sudamericano del Siglo XX”.

“Es un orgullo poder estar aquí y tener una bonita oportunidad para abrir un poco el mundo, vivir una experiencia nueva y ayudar en todo lo posible al club a conseguir sus objetivos”, señaló el español, quien jugó por última vez a nivel oficial el 8 de junio de este año. Aquel día marcó el gol con el que Osasuna venció 1-0 a Oviedo por la última fecha de La Liga 2, que lo tuvo como campeón.

“Llego sin competir desde que acabó la Liga en España pero llevo todo el verano trabajando por mi cuenta con un entrenador personal y con el equipo de mi ciudad, pero obviamente que el nivel de competición profesional no lo tengo desde que acabó la Liga. Mis expectativas son ponerme a la orden del técnico lo antes posible”, indicó Xisco, quien en la temporada 2018/19 fue titular en cinco partidos y entró en 24. Totalizó 667 minutos en cancha y marcó cinco goles.

“Peñarol es un club histórico a nivel internacional. A cualquiera que le decía en España, o compañeros de otros países que les comentaba de esta oportunidad de venir a Peñarol, se sorprendían para bien. Son oportunidades que se presentan en la vida. Llevo muchos años en esto y sé de sobra que puede ser una experiencia muy bonita. Había que aprovecharla”, reflexionó el flamante delantero aurinegro.

“Uno se intenta informar de hacia dónde va y todas las opiniones que he tenido fueron positivas. Yo soy un tipo que no tiene miedo a las nuevas experiencias; todo lo contrario. Esto me va a ayudar y creo que podré aportar, que es lo que te lleva a dar pasos importantes como este”, agregó, y dijo que si bien no conoce personalmente a ninguno de sus ex compañeros, sí sabe quiénes son Cristian Rodríguez y Fabián Estoyanoff por sus pasajes en Atlético de Madrid y Deportivo La Coruña.

Un uruguayo al que sí conoce Xisco es Walter Pandiani, con quien compartió vestuario en sus inicios en el Deportivo La Coruña siendo muy joven. “En mis inicios fue uno de los que más me ayudó a integrarme y a ponerme las cosas más fáciles. Yo era competencia directa para su puesto pero desde el primer día lo tuve a disposición. Guardo un buen recuerdo de nuestro paso juntos”, recordó.

“Por mis características seguramente mucha gente diga que soy un nueve nato, y lo he sido siempre, pero también me gusta asociarme. No soy el típico al que le gusta quedarse solo en la isla a esperar, pero eso depende mucho de los compañeros que tenga y de lo que pretenda el entrenador. En mi carrera hubo temporadas en las que tuve que adaptarme a roles diferentes”, señaló.

Por último, dijo saber que el fútbol uruguayo “no va a ser lo mismo que en Europa”. “Parto de esa base. Hablé con compañeros y con gente que está jugando aquí y es lo primero que te dicen: ‘Mira que es totalmente diferente a lo que vienes conociendo en los últimos años’. Pero prevalece más que un equipo como Peñarol se haya interesado en mí. Con la suma de otras circunstancias, eso hace que estos retos a uno lo motiven”, concluyó.