Una vuelta por el pasado
Escribe Juan Pablo Taborda

Una vuelta por el pasado: Rubén Da Silva, “el polillita”, figura histórica de Danubio

Da Silva fue parte del primer campeonato uruguayo del franjeado, jugó en River, Boca y conquistó la Copa América de 1995 con Uruguay.
11.06.2019 13:59


Juan Pablo Taborda@jptaborda

Rubén Fernando Da Silva, más conocido como "el polillita" -ya que es hermano de Jorge Orosmán ("polilla grande")- nació en la ciudad de Montevideo el 11 de abril de 1968. Sus inicios fueron en Danubio, donde fue el goleador del conjunto dirigido por Ildo Maneiro en 1988 con el que conquistó el primer título de Campeón Uruguayo para el equipo de la Curva de Maroñas.

Esos 23 goles a nivel local, sumados a una muy buena actuación en la Copa Libertadores del año siguiente en la que los franjeados llegaron a semifinales, lo catapultaron a uno de los grandes del fútbol argentino, River Plate. En el conjunto "millonario" fue partícipe en la conquista del título de 1989-1990.

De esta manera, "el polillita" continuó su carrera en el viejo continente. Su club sería el Cremonese de Italia, en el que estuvo solo un año para después partir a España, en donde vestiría la camiseta del Logroñés.

Su periplo por el fútbol europeo terminó en 1992 cuando retornó a Sudamérica para volver a River Plate. Allí gritaría campeón otra vez, en esta ocasión del Torneo Apertura de 1993. Además, fue el goleador del Torneo Clausura de ese mismo año.

Para 1994 se generó uno de las transferencias más "ruidosas" en la vecina orilla cuando "el polillita" cruzó la vereda histórica para defender los colores de Boca Juniors.

A pesar de contar con un gran plantel, los triunfos no acompañaron a los xeneizes y por tal motivo Da Silva fue transferido a Rosario Central

En el conjunto "canalla", "el polillita" escribió una de las páginas más gloriosas del conjunto rosarino cuando el equipo ganó la Copa Conmebol de 1995. El título es recordado en la memoria de los canallas no solo por ser la única conquista a nivel internacional de la institución sino por la forma en que se consiguió el trofeo.

En el partido de ida, Rosario Central cayó 4 a 0 ante el Atlético Mineiro en Brasil. A pesar de que la llave parecía cerrada en la previa del partido de vuelta, el milagro ocurrió y el equipo de Don Tulio Zoff marcó los cuatro goles necesarios para igualar la serie. Tras forzar la igualdad, los canallas vencieron a los brasileños en la tanda de penales con un gol de Da Silva, quien fue el goleador de la copa con cuatro goles.

Con Rosario Central consiguió, a nivel personal, el título de goleador del Torneo Apertura de 1997.

Hasta 1998 estuvo en el equipo rosarino para emigrar a México donde vistió la camiseta de los Tecos de Guadalajara. "El polillita" retornó al fútbol uruguayo en 2000 para defender, en esta ocasión, los colores de Nacional. Si bien tuvo actuaciones dispares, fue particípe del campeonato que logró el tricolor en ese año.

Al año siguiente volvió a Danubio en el que se retiraría tres temporadas después, conquistando el Campeonato Uruguayo de 2004. Con "la color cielo", Da Silva fue parte del plantel que conquistó la Copa América de 1995 que se disputó en Uruguay.