Tenis
No fue tan así

Tenis: Novak Djokovic aseguró que sus peticiones en Australia fueron "malinterpretadas"

"Es difícil para mí ser un simple espectador sabiendo la importancia que la menor ayuda y el menor gesto tuvieron para mí”, contó “Nole”.

20.01.2021 13:59

Lectura: 2'

2021-01-20T13:59:00
Compartir en

El número uno mundial, el serbio Novak Djokovic, publicó una carta abierta al público australiano, este miércoles en Twitter, en la que intentó "aclarar" las demandas hechas al organizador del Open de Australia, Craig Tiley.

Djokovic, ocho veces campeón en Melbourne, un récord, fue muy criticado el martes tras haber transmitido una lista de peticiones a la Federación Australiana de Tenis. Planteaba, entre otras cosas, que los jugadores y jugadoras colocados en cuarentena en su hotel fueran trasladados a casas privadas, con pistas de tenis y comidas de mejor calidad.

Esta actitud no gustó a una parte de la población australiana, que teme un resurgimiento del covid, después de sufrir un confinamiento estricto de julio a octubre. El tenista local Nick Kyrgyos calificó a Djokovic de "cretino".

"Mis buenas intenciones hacia el resto de los jugadores fueron malinterpretadas y consideradas como egoístas e ingratas", dijo Djokovic. "La realidad no puede estar más lejos de eso", añadió.

El serbio asegura haber hablado en nombre de jugadores que no han sido tratados tan bien como él. "Es difícil para mí ser un simple espectador sabiendo la importancia que la menor ayuda y el menor gesto tuvieron para mí, cuando no era nadie. Es por ello que utilizo mi posición privilegiada para ayudar lo mejor posible cuando puedo ser útil".

Un grupo de 72 jugadores tienen prohibido dejar sus habitaciones de hotel durante dos semanas, después de que fueran detectados casos de covid-19 en su avión cuando viajaban a Australia.

El resto de jugadores ha sido autorizado a dejar sus habitaciones cinco horas por día, y puede entrenarse bajo precauciones sanitarias estrictas.

El jugador serbio de 33 años asegura en su carta a Tiley que no era una lista de demandas, sino "una reflexión para posibles mejoras de las condiciones del aislamiento estricto".

"La situación se incendió en los medios y llevó a una impresión general de que los jugadores, incluido yo mismo, han sido ingratos, débiles y egoístas, debido a su mala acogida de la cuarentena", dice Djokovic. El Abierto de Australia debe comenzar el 8 de febrero.

AFP/FútbolUy