Selección
A muerte con su librito

Tabárez: “Estamos un poco más allá de recibir consejos de cómo tenemos que jugar”

“Hemos mejorado bastante en el aspecto defensivo”, analizó Tabárez tras las derrotas con Francia y Brasil, y habló de la renovación.
22.11.2018 11:04


“No pudimos conseguir los resultados a los que aspirábamos, más allá de que había incertidumbre por la calidad de los equipos a los que enfrentábamos y por los problemas que tuvimos para armar el plantel. Soy consciente de que esto del fútbol profesional es para ganar y que no se pudo hacerlo. Fuera de esa autocrítica hay cosas que las circunstancias negativas dieron espacio a cosas muy positivas, como que jugadores sin experiencia previa en la selección mayor dieran la talla”, ponderó Óscar Washington Tabárez al llegar al Aeropuerto de Carrasco este jueves tras las derrotas de la selección uruguaya por 1-0 a manos de Brasil y de Francia.

“Este equipo tiene sus raíces y este cuerpo técnico las siente en los futbolistas. Hemos mejorado bastante en el aspecto defensivo, que contra Corea y Japón fue el gran déficit y lo que más nos preocupó. Lo demás vendrá hacia adelante. En marzo recién podremos ver en competencia cualquier posible mejoría. Haremos lo de siempre con la selección mayor; los seguimientos y ver cómo están los futbolistas. No depende de nosotros, pero esperar que las cosas marchen normalmente. Desde el lunes nos integraremos en todo el apoyo que hay que dar a las selecciones que se están preparando para competir en enero y marzo, que es parte importante en todo esto como lo han demostrado una vez más estos partidos”, agregó el seleccionador celeste.

Los jóvenes, su adaptación y el recambio

“Desde el punto de vista del comportamiento no hubo problemas mayores. Desde el punto de vista del juego la cosa salió mejor contra Brasil que contra Francia. No hay que poner en un plano demasiado lejano que se jugó un viernes y el martes ya hubo que jugar contra un equipo muy exigente que iba a participar de una fiesta. Protagonizamos partidos parejos. Los rivales han tenido ocasiones y nosotros también. No las hemos concretado. Eso se puede ver como un déficit, pero con jugadores que en su currículum tienen una cantidad de goles no se puede hablar de un problema, sino de una circunstancia. Si hay un problema lo veremos a futuro en sus equipos. En la próxima fecha FIFA, en China, pondremos las mismas siglas para hacer la nemotecnia de lo que queremos; juego, resultado y comportamiento”, añadió el maestro.

Consultado por las presencias de jugadores jóvenes en el mediocampo, dentro de un intento por cambiar la manera de jugar, recordó que ha “probado diferentes maneras de parar el equipo”. “Si el rival es más poderoso tiene más valía la evaluación. Es evidente que hay jugadores que, desde que aparecen, tienen una cierta manera de jugar, ciertas preferencias y ciertas ubicaciones en el campo. Acá hay mucha profesionalidad y lo que se planifica se trata de llevar a cabo. Eso lo considero. Después de haberlos visto, los caminos son dos; insistir con esto en alguna otra oportunidad, porque hubo cosas buenas, o seguir buscando y tratar cambiar. Buscar gente más veloz por los costados, que no la encontramos. Por ese lado, va bien la cosa. Además, esa adaptación a cosas que se les propone es más difícil en jugadores jóvenes. Bentancur y Valverde entraron a la selección en la segunda mitad del año pasado y Torreira este año. Hay que darles un poquito más de tiempo”, expresó.

“El espectro elegible se puede ampliar. Si pasamos por circunstancias como estas que sufrimos antes de estos dos partidos, ya tenemos decretados algunos jugadores más que lo han demostrado en la cancha y jugando con todas las desventajas posibles. Esas cosas pasan en Uruguay y no es la primera vez que pasa. En el caso de Josema Giménez es parecido. Aspiramos a poder detectar más los talentos antes de que lleguen estas urgencias. Trataremos de seguir haciéndolo. Y si a un Mundial llevamos jugadores que un año atrás estaban jugando un Sudamericano juvenil, ¿por qué no puede volver a pasar? Puede pasar que un jugador de la sub-20 se integre a un proceso muy largo y cuya meta principal es el Mundial de Qatar 2022. Es donde vamos a meter la mano nosotros. Esto no quiere decir que un jugador sin pasado en selecciones juveniles que esté a gran nivel no tenga su oportunidad. También hubo casos de esos”, advirtió.

La respuesta a las críticas: “el poco juego no se ve sólo en la selección”

En relación a las críticas recibidas por el juego y los resultados obtenidos últimamente, reconoció que “son parte de la cosa”, por lo que no le “molestan para nada”. “La función de los periodistas es analizar, informar y criticar. Que de otro lado vengan críticas… cada uno hace lo que quiere. Yo cuando hablo de otro equipo es para elogiarlo. Sino no hablo. Todos queremos ganar. Cuando no se gana y cuando no se juega bien, vienen las críticas”, comentó.

“Pero creo, modestamente, que estamos un poquito más allá de recibir consejos de cómo tenemos que jugar y esas cosas. En estos 12 años hemos hecho cosas, comparando con los anteriores en los que estuve incluido, muy importantes. Desde 1974 hasta ahora se jugaron un montón de mundiales y se ganaron 11 partidos en esos mundiales, a muchos de los cuales no fuimos. De esos 11 partidos, 10 se ganaron en este proceso. No me quedo con eso, porque tengo claro por qué hemos hecho el proceso. Lo teníamos en la cabeza y por suerte y gracias a los futbolistas lo pudimos plasmar. Y en eso nos vamos a seguir apoyando. Cuando no se den los resultados y cuando el juego sea considerado un desastre por los que tienen que tomar las decisiones, eso pasa en el fútbol. Les pasa a todos; hay rachas. Y tenemos cosas para pelear contra ellas”, manifestó.

Consultado por el presente político de la AUF, dijo que en los últimos días se ha “informado por los trascendidos periodísticos”. “No es el momento de hablarlo. Tengo muy claro lo que ha sido el fútbol uruguayo a nivel local, internacional e histórico. Sólo nos acordamos de las estadísticas cuando hace mucho que no perdemos o hace mucho que no ganamos. Pero hay otras cosas que hacen a la viabilidad del fútbol que son casi una característica y casi una cultura. Cuando se quiere competir a un nivel del que venimos de competir, hay que tener un medio local mucho más significativo desde el punto de vista de su infraestructura, su organización, su seguridad y fundamentalmente del juego. Porque el poco juego no se ve sólo en la selección, me parece a mí”, concluyó.