Selección
Que hablen nomás

Tabárez: “A esta altura no voy a cambiar por comentarios que me dicen lo que debo hacer”

“Acá muchas veces opina y genera opinión gente que no está informada y que no tiene la honestidad intelectual de decir ‘yo de esto no sé’”.
05.02.2019 09:19


En la extensa charla de Óscar Washington Tabárez con FútbolUy el seleccionador celeste se refirió, entre otras muchas cosas, a las críticas sin fundamentos que recibe por su gestión y al difícil presente del fútbol local. “A esta altura de mi vida no voy a cambiar por comentarios que me dicen lo que tengo que hacer, la mayoría de los cuales vienen de gente con falta de vivencias concretas, y no me refiero sólo a los jóvenes”, expresó el maestro.

“Ahora recibo desde la cátedra de la importancia de los aspectos psicológicos y afectivos para los rendimientos en los deportes de equipo”, sostuvo, y recordó que ya incorporó hace varios años atención psicológica para las selecciones juveniles y la mayor.

“Lo hicimos pero no porque lo hayamos leído en algún libro, sino porque estamos convencidos de que esto es entre personas y hay que prepararlas para que den lo mejor de su potencial. Y trabajar sobre las posibles interferencias que vienen desde adentro de la cancha pero que tienen que ver también con la personalidad de cada individuo y de la forma de estructurar colectivamente a un equipo. Todas esas cosas son importantes y en eso doy fe de que trabajamos permanentemente a todo nivel de selección”, argumentó.

Mejorar el fútbol local y dar cabida al interior

“Hay que fomentar realidades más importantes, tener un fútbol local de mayor significación y no tomar algunas cosas como hechas o ineludibles por el solo hecho que suceden, sino tratar de superarlas. Escucho que deber dos o tres meses está dentro de lo normal. Eso se dice como parte de la realidad, como que los equipos pierden más dinero cuando juegan de locales que cuando juegan de visitantes. Los ingresos casi no existen”, lamentó.

“El nivel de las canchas y la seguridad se pueden mejorar, pero pasa por una cuestión de organización. En estos tiempos si se pretende tener un nivel competitivo para ir a los mundiales, que es una cosa muy importante, lo vamos a valorar cuando no estemos en el Mundial. El hecho de que se haya ido tres veces seguidas no garantiza nada para lo que viene. Siempre será algo difícil y más aún en la medida que no progresemos desde el punto de vista institucional, financiero y deportivo”, agregó.

“Hay que ser un fútbol más lógico que abarque todo el país. Se escandalizan en el exterior cuando les digo que el territorio en el que vive la mitad del país no es considerado por el fútbol profesional. Y es el que tiene más cantidad de futbolistas y equipos. Son decenas de miles de jugadores contra poco más de 5.000 entre fútbol profesional y juvenil en Montevideo. Hay realidades ilógicas que tienen sus causas históricas en la evolución del fútbol pero que son cosas que se dieron y perduraron en otro mundo, creadas para otra realidad”, argumentó.

“Ahora la exigencia profesional no perdona. Por eso cuando venimos del Mundial y somos quintos no digo que haya que aplaudir, pero parece que fuéramos el peor equipo del mundo. Porque desde el anonimato de las redes sociales se critica porque no se salió campeón del mundo, entonces es todo un desastre”, señaló.

“Por comparación este período ha sido mejor que otros”

“No sé cuánto hacía que no ganábamos los tres partidos de la serie, pero vino la crítica porque no importaba el último partido del grupo. Los sabios que no tienen un nivel de experiencia ni de vivencia criticaban que el equipo no había jugado bien los partidos que había ganado contra Egipto y Arabia Saudita pero querían que pusiera un equipo de suplentes contra Rusia cuando se estaba buscando la mejoría. Después se asocia eso con la lesión de Cavani y ahora está todo mal”, ironizó.

“No se valora después de salir de la cosa puntual que recién sucedió y que siempre genera reacciones emocionales. Después de eso hay que poner todo en su lugar. Desde 1974 hasta ahora Uruguay ha estado algunos sin ir y a veces dos seguidos. Desde entonces ganó 11 partidos, de los cuales 10 se ganaron entre 2010 y 2018 y el otro en 1990. Son números que expresan una realidad. Más allá de que no hayamos logrado lo máximo y de que hayamos tenido alguna frustración, por comparación este período ha sido mejor que otros, sacando la época dorada del 20 y el 30, y el arranque de los 50”, analizó.

“Siempre hay que atender la realidad, pero acá muchas veces opina y genera opinión gente que no está informada y que no tiene la más mínima honestidad intelectual de decir ‘yo de esto no sé’. Se forman su composición de lugar y hablan desde una extrema subjetividad, sin importar la opinión de los otros y las cosas objetivas que marcan, como las estadísticas”, concluyó Tabárez.

FútbolUy – José Luis Calvete

Temas relacionados: