Fútbol uruguayo
Fiesta mirasol

Supercopa Uruguaya: Peñarol campeón al vencer a Nacional 3-1 en el Centenario

Fidel Martínez, Cristian Rodríguez y Maxi Rodríguez anotaron para el equipo carbonero en el primer tiempo. Viudez descontó en el segundo.
26.01.2018 23:04


NACIONAL 1-3 PEÑAROL
Goles: 1' Martínez (P), 40' de penal C.Rodríguez (P), 45' M.Rodríguez (P), 72' Viudez (N)
Amonestados: 9' Hernández (P), 29' Romero (N), 43' Gargano (P), 58' Canobbio (P), 58' Zunino (N)
Jueces: Christian Ferreyra, Richard Trinidad y Marcelo Alonso
Estadio Centenario

NACIONAL: Esteban Conde; Matías Zunino, Guzmán Corujo, Diego Polenta y Alfonso Espino; Santiago Romero, Diego Arismendi, Luis Aguiar (67' Christian Oliva) y Carlos de Pena (46' Sebastián Fernández); Tabaré Viudez y Leandro Barcia (77' Gonzalo Bueno). DT: Alexander Medina. Suplentes: Luis Mejía, Alexis Rolín, Álvaro González y Hugo Silveira.

PEÑAROL: Kevin Dawson; Guillermo Varela, Fabricio Formiliano, Ramón Arias (56' Luis Maldonado) y Lucas Hernández; Walter Gargano y Cristian Rodríguez; Giovanni González (54' Fabián Estoyanoff), Maximiliano Rodríguez (75' Guzmán Pereira) y Agustín Canobbio; y Fidel Martínez. DT: Leonardo Ramos. Suplentes: Thiago Cardozo, Mathias Corujo, Marcel Novick y Gabriel Fernández.

Peñarol se quedó con la primera Supercopa Uruguaya de la historia y ratificó su gran momento con otra victoria clásica, marcando además un mal inicio de la era de Alexander Medina al frente de un desdibujado Nacional.

El equipo de Leonardo Ramos condicionó el trámite al minuto de juego, cuando Fidel Martínez aprovechó un pésimo pase atrás de Arismendi para Conde que quedó corto y definió de zurda desde muy lejos por arriba del arquero tricolor. Golazo y locura mirasol.

Nacional asumió la iniciativa en los minutos posteriores pero dependió demasiado de Tabaré Viudez, el único que pareció estar a la altura del partido. Tuvo la tenencia de la pelota pero no pudo traducirla en situaciones claras de gol.

Kevin Dawson tapó apenas dos pelotas en la etapa inicial; un tiro libre débil de Luis Aguiar a los 23’ y un derechazo bajo y esquinado de Leandro Barcia un minuto después. Luego, aproximaciones con disparos a distancia y desviados pero nada de profundidad ni ideas.

Peñarol, pese a replegarse peligrosamente, apostó al contragolpe y fue más punzante sin la tenencia de bola. Así malogró un contragolpe a los 37’, cuando tras gran corrida de Canobbio fue Conde quien le ahogó un mano a mano claro a Maxi Rodríguez.

Tres minutos más tarde cayó el 2-0. Canobbio le robó el balón a Espino sobre la línea lateral, encaró a Polenta y el capitán albo lo bajó en el área. Ferreira marcó la pena máxima y Cristian Rodríguez asumió la ejecución para aumentar la diferencia.

Y por si fuera poco, a los 45’ llegó el tercero con jugada preparada. Peñarol ejecutó un córner atrás para Hernández, éste cruzó un centro desde la izquierda, Canobbio bajó la pelota al medio y Maxi Rodríguez anticipó con la punta del botín a Conde para anotar.

Los carboneros tuvieron chances para meter el cuarto en el inicio del primer tiempo, pero Canobbio desaprovechó dos situaciones claras entrando solo. Nacional tiró el equipo arriba y se desnudó aún más en el fondo, dejando espacios para el contragolpe.

El elenco del Cacique Medina siguió teniendo la posesión de pelota pero fue inoperante, hasta que a los 72’, tras una mano de Lucas Hernández muy cerca del área aurinegra, Viudez descontó con un notable tiro libre al primer palo.

Nacional se fue arriba con el impulso anímico del descuento, pero Peñarol nunca perdió el control del trámite. Incluso su hinchada se deleitó con algunos lujos de Estoyanoff y Fidel Martínez, además del ‘ole, ole’ que bajó desde la tribuna ante cada toque de balón.