Copa América 2019
Desde donde le toque

Selección: “No me gusta ser suplente, pero es una competencia muy sana”, dijo Torreira

“Tenemos con qué ir a buscar ese título”, reconoció el volante fraybentino del Arsenal sobre la Copa América.
11.06.2019 13:08

“El grupo está con mucha confianza y trabajando de buena manera. Ya son casi dos semanas entrenando juntos y muy intensos los entrenamientos. Estamos con una gran ilusión de hacer una gran Copa América e hicimos un gran partido contra Panamá. Jugamos de local frente a mucha gente y era importante hacer un lindo partido y demostrarle a la gente que estamos presentes y trabajando”, dijo Lucas Torreira este martes en conferencia de prensa tras la práctica matutina de la selección uruguaya.

El volante del Arsenal hoy es suplente en la Celeste por detrás de Matías Vecino y Rodrigo Bentancur, pero no baja los brazos. “Es verdad que el mediocampo es una de las zonas más pobladas del plantel. Somos cuatro jugadores pasando por un buen momento y cada uno hace lo mejor para demostrarle al entrenador que está para jugar de titular; después el entrenador decide quién va adentro de la cancha”, señaló.

“Yo trato de hacer el trabajo de la mejor manera y quiero ser titular porque esa es mi manera de vivir el fútbol. No me gusta ser suplente, pero es una competencia muy sana porque hay un lindo grupo y un ambiente muy sano. Eso es lo más importante. Me toque o no jugar, siempre estaré a la orden”, manifestó Torreira, quien ve el duelo de este domingo ante Ecuador como “el más importante” porque “es clave empezar de la mejor manera”.

“Es verdad que muchas veces previo a una competencia los uruguayos preferimos no ser protagonistas, pero hay un grupo muy bueno, con muchas armas, y tenemos con qué ir a buscar ese título. Somos la selección con más títulos en el continente y la historia es esa; tenemos una camiseta muy importante y hay que salir a ganar, más allá de que hay otras selecciones que irán con la misma ilusión y todo se hará más complicado”, dijo.

Por último, se refirió a su primer año en la Premier League, del que hizo un “balance muy positivo”. “Di un salto importante a nivel futbolístico. Si bien el campeonato italiano es muy bueno, el estilo de vida es totalmente diferente. En la Sampdoria jugaba dos competiciones y en el Arsenal cuatro. Jugué casi el doble de partidos que el año pasado. Uno tiene que acostumbrarse a jugar cada tres días. No se nos dio de clasificar a la Champions. Fue una lástima y un golpe muy duro haber perdido la final de la Europa League”, concluyó.