Contenido creado por Alberto Sobrero
Fútbol Internacional
De locos

Sebastián Abreu contó la disputa que tuvo con el DT Leo Beenhakker que lo sacó del América

“Me pedía que picara al primer palo y le dije 'pero maestro, llevo 80 goles en el fútbol mexicano en el segundo palo y usted me pide que pique al primero'", dijo el “Loco”.

31.05.2020 13:33

Lectura: 3'

2020-05-31T13:33:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Sebastián Abreu dejó una marca importante en el fútbol mexicano. Defendió la camiseta de siete equipos de ese país, pero en una particular no le fue muy bien: el América.

Las "Águilas" son uno de los equipos más importantes de México. El "Loco" llegó a ese club en 2003, tras dejar una buena imagen en Cruz Azul. Sin embargo, no jugó lo esperado y el mismo futbolista se encargó de dar uno de los grandes motivos: una disputa con el entrenador holandés Leo Beenhakker.

Beenhakker llegó a las "Águilas" tras una vasta trayectoria entrenando a grandes equipos europeos: Ajax, Real Madrid, Zaragoza, entre otros.

"Fue una experiencia fantástica ir al América. Jugar de local en el Estadio Azteca, tener a Cuauhtémoc Blanco de asistidor, Pável Pardo, (Duilio) Davino, una linda banda había. Pero me tocó también una situación donde el técnico de ese momento era de una personalidad especial: Leo Beenhakker", dijo Abreu en el programa La Última Palabra mexicano de Fox Sports.

El holandés tuvo un cruce con el uruguayo porque buscó cambiar alguna de sus características fundamentales: "Me pedía que picara al primer palo y le dije 'pero maestro, llevo 80 goles en el fútbol mexicano en el segundo palo y usted me pide que pique al primero'".

"Se enojó conmigo cuando le dije 'sabe lo qué pasa, el día que tenía la reunión con el primer palo me engripé y no lo conozco'", enfatizó el "Loco". "Lo malo que se puso: 'hostia, chaval, atrevido', no sé qué me empezó a decir y ahí quedó", agregó.

Abreu aseguró que el entrenador "no entendió el chiste porque era de otra cultura y me colgó, me mandó al banco y comí banco como un infeliz durante cuatro meses, esperando algo".

Por último, el jugador/entrenador de Boston River aseveró que tuvo su revancha, en tono de broma, con el DT: "Justo me tocó jugar el clásico con Chivas de Guadalajara. Se lesiona el nueve y no tenía otro. Hago el gol con que ganamos en el Azteca. ¿Centro a dónde? Al segundo palo".

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy