Fútbol uruguayo
De par a pares

Richard Morales se mostró “muy enojado con los jugadores de fútbol”

“Montero sabe que a Peñarol no lo acompaño. Paradójicamente me llamaron a mi primero de Nacional para ir con Paolo”, confesó el Chengue.
12.09.2018 15:44


Richard Morales es el entrenador asistente del cuerpo técnico que encabeza Paolo Montero y actualmente está sin trabajar. Mientras espera por una nueva oportunidad, dijo estar “preparándose” y “estudiando”. “Estoy terminando el curso”, contó al programa Último al Arco, de Sport 890, y se mostró tranquilo porque “Paolo sabe lo que quiere y a dónde va”, algo que “transmite seguridad” a quienes trabajan con él.

Uno de los acuerdos que alcanzó con Montero antes de empezar a trabajar fue no traicionar los colores. Ni el Chengue lo acompañará a Peñarol en el caso que sea contratado por los carboneros, ni el propio Paolo dirigirá a Nacional pese a lo cómodo que se sentiría su actual ayudante de campo retornando al Bolso.

“Ya lo habíamos hablado desde un principio. Él sabía que podía tener esa expectativa (dirigir a Peñarol) y obvio que lo podrían haber llamado, pero paradójicamente me llamaron a mi primero de Nacional para ir con Paolo. Eso fue al principio, cuando recién nos juntamos. Hace más o menos tres años. Habíamos hablado que ninguno podía ir al equipo del otro por un tema de respeto”, dijo, y aclaró que es “segundo entrenador, no entrenador principal”.

El ex delantero pedrense de 43 años cree que Montero tendrá esa posibilidad de “salir campeón con Peñarol”, pero espera para ese entonces ya no estar trabajando juntos. “Él sabe cuáles son mis plazos. Tenemos las cosas bastante claras y yo tengo mi lugar en el mundo al que me gustaría irme a vivir; Cuba. Por la tranquilidad, por el entorno de la gente y porque económicamente se vive con poco, irme a vivir ahí es un sueño que tuve toda la vida”, confesó.

Muy enojado con los jugadores de fútbol

Desde su lugar de ex futbolista fue consultado por el rol que están teniendo sus pares en la vida política del fútbol uruguayo, y reconoció estar “muy enojado con los jugadores de fútbol porque siguieron jugando pese a lo que pasó con El Tanque Sisley”. “Quedaron 30 familias paradas, sin comer, y los demás siguieron jugando al fútbol. No lo compartí ni lo voy a compartir”, expresó.

“Tampoco comparto eso de más unidos que nunca. Si fueran más unidos que nunca hubieran parado el fútbol. Esos jugadores no podían haber quedado sin cobrar. Tengo mi punto de vista bien claro, sé cómo son las cosas, estuve ahí adentro y sé cómo se manejan, pero en eso le erraron todos; los de la A, la B, la C y los del interior. No les tocó a ellos y los de El Tanque quedaron en banda. Se ha parado el fútbol por cosas que eran menos que esto”, opinó.

Asimismo, cree que “está bien” que haya futbolistas como directivos “si están preparados”. “Pero se tendría que haber votado qué jugadores están adentro de la AUF, porque algunos precisan más que otros. Y ojo que no es nada con Andrés Scotti, con quien me llevo bien. ¿Por qué no un Maxi Castro? ¿Por qué no un jugador que no tenga otro ingreso y que necesite viajar e involucrarse para estar de vuelta en el ruido? Tendría que haberse votado”, concluyó.

Temas relacionados: