Fútbol uruguayo
Tiempo extra

Recoba habló de su retiro

Álvaro Recoba confirmó que está esperando alguna chance del exterior para seguir jugando pero que en Uruguay ya no lo hará más. El Chino recordó también los goles olímpicos y destacó a Marcelo Gallardo, a quien tuvo como director técnico en Nacional.
07.08.2015 19:29


Álvaro Recoba en la semana aseguró que no volvería a jugar al fútbol en Uruguay, desechando las intenciones de clubes como River Plate y Villa Teresa que se ilusionaban con su presencia junto a la de Antonio Pacheco.

Este viernes en el programa Pura Química de ESPN, el Chino ratificó la noticia pero aclaró que no es su retiro definitivo: “hay alguna posibilidad para ir al exterior, a algún lugar exótico. La verdad estoy esperando eso, pero en Uruguay ya está”.

Recoba repasó su carrera y recordó que a su vuelta al país “hubo un poco de problemas. A la vuelta había mucha gente que quería que vuelva a Nacional, yo decidí ir a Danubio, y a algunos no le gustó mucho”.

Ya retirado de la actividad y haciendo un balance de lo logrado, el futbolista destacó las nuevas amistades que generó en estos últimos años: “me llevo un lindo recuerdo de todos y espero que a mis compañeros les pase lo mismo”.

También hizo referencia a Marcelo Gallardo, reciente campeón de la Libertadores como técnico de River argentino, y que lo dirigiera en Nacional en la temporada 2011/2012: “por desgracia él no tiene más que ganar en Sudamérica. De Europa lo van a pedir pronto. Son esos técnicos que no tienen techo. Además tiene mi edad recién”.

Recoba señaló además que el Muñeco “no se olvidó que hasta hace tres años era jugador y eso lo ayuda mucho para mí. El jugador lo entiende. Yo vi que es una persona muy justa. El que está bien juega”.

El Chino apuntó además que no está interesado en ser entrenador y que su idea es trabajar más adelante en la conducción de una institución desde la parte dirigencial.

El programa hizo también un repaso de los goles olímpicos que anotó a lo largo de su carrera y Recoba explicó que para convertir de córner, si bien a veces el viento ayuda, lo que importante es la pegada: “no lo entrenás nada. Le pegás: a veces entra, a veces no”, confesó.

Temas relacionados: