Fútbol uruguayo
Otra mancha

Racing: El presidente denunció “una emboscada” de parte de hinchas de Defensor Sporting

Nicolás Núñez aseguró que hinchas violetas “le tiraron piedras a la parcialidad de Racing cuando se iba” y lamentó la “pasividad policial”.

21.10.2019 12:28

Lectura: 3'

2019-10-21T12:28:00
Compartir en


Nicolás Núñez, presidente de Racing, escribió en su cuenta de Twitter que “lo que se vivió en el Franzini fue una vergüenza” después del partido que su equipo perdió 4-0 a manos de Defensor Sporting, dado que la hinchada sufrió lo que definió como “una emboscada”.

“Cuando una parcialidad tenía que esperar la salida de los visitantes se violó el dispositivo de seguridad y ante la pasividad de los efectivos policiales la hinchada de Racing fue emboscada. Lamentable”, escribió el domingo de tarde, y al día siguiente amplió su relato de los hechos.

“Fue una situación muy desagradable. Por los altoparlantes anunciaron que la parcialidad de Defensor tenía que esperar hasta que la de Racing se retirara”, contó el máximo directivo racinguista al programa Tirando Paredes, de la 1010 AM.

“Me sorprendió porque generalmente se habla de 15 minutos, pero los altoparlantes tuvieron el cuidado de decir que (los hinchas de Defensor Sporting) debían esperar ‘hasta que así se lo indiquen’. Racing iba perdiendo 3-0 y nos hicieron el cuarto en la hora. La gente lo único que quería era irse”, recordó.

“Me quedé en la tribuna viendo cómo salía la gente porque después yo iba al vestuario. Cuando estaba terminando de salir la gente de Racing empecé a sentir ruidos de vallas. Miré por la parte de arriba de la tribuna y vi unos 40 hinchas de Defensor a las pedradas limpias contra la parcialidad de Racing que se estaba retirando”, lamentó.

“Si no fuera por algunos hinchas de Racing que fueron hasta el lugar, no sé lo que pasaba ni en qué terminaba. Fue una emboscada. No hay otra manera de definirlo. Según me dice la gente de seguridad de la AUF hubo una rotura de un portón. Lo primero que hice fue preguntar cómo pasó. No había terminado de salir la gente de Racing y había 20 personas tirando piedras”, expresó.

“Llamé al presidente de la Comisión de Seguridad de la AUF y le manifesté mi molestia. Yo estaba muy caliente. Este ataque no tiene ninguna lógica, más allá de las eventuales rivalidades que puede haber, que tampoco justifican nada. Que se rompa un portón para agredir gente que estaba yéndose, no es un lío entre barras”, reflexionó.

“Lo que me llamó la atención fue la pasividad de la policía. Había un vallado por el que tuve que dejar el auto bastante lejos y dar una vuelta porque no se podía abrir. En la puerta me debo haber encontrado con 15. Y a la salida vi un patrullero pasando por Herrera y Reissig que, cuando vio la lluvia de piedras, en vez de ir hacia el lado donde la gente estaba siendo atacada, se fue más lejos para que no le llegaran las piedras”, concluyó.