Fútbol uruguayo
Por la mala vía

Polémica por pase de Méndez a Bélgica

Guillermo Méndez firmó con el Standard Liege. El futbolista de 18 años, sin contrato con Nacional, se fue sin consentimiento de sus representantes, y el Tricolor sólo podrá cobrar derecho de formación. El agente de FIFA que lo llevó, Jorge Vidal, aclaró que no sabían que pertenecía a un grupo empresarial. "Aquí nadie roba nada", aseguró.
31.08.2012 11:30


Standard Liege confirmó en su página web oficial que contrató a Guillermo Andrés Méndez Aguilera, un futbolista uruguayo nacido en agosto de 1994, quien concretó su vinculación al club en el que juega Ignacio González por cinco años.

Méndez era jugador de Nacional, una de las promesas de la amplia cantera del club, que no llegó a debutar en Primera división. Sin embargo, sus habilidades lo hicieron formar parte de la selección uruguaya sub 17 que participó en el Mundial de la categoría el año pasado.

Con 18 años recién cumplidos, el futbolista, que estaba libre, emigró.

Hasta ahí todo va bien, pero lo extraño fue la manera en que dejó el club. Hernán Navascuez confirmó en diferentes medios que al jugador se lo llevaron sin consentimiento y ante el desconocimiento de sus representantes, quienes pretenden apelar esta negociación.

Fue un agente FIFA el que se llevó a Méndez a Bélgica, llamado Jorge Vidal Correa. El empresario de futbolistas dialogó esta mañana en el programa Usted qué opina de Sport 890, y aclaró la situación, explicando cómo fue que se dio la transferencia.

"Yo trabajo para Standard de Lieja, fueron a la sub 17 al Mundial, vieron a varios jugadores, destacó ese jugador", explicó. "Hablamos con el pibe tranquilamente, como hago con todos los jugadores", contó Vidal, y "me dijo ‘yo estoy libre, no tengo contrato con nadie'".

El agente reconoció que los contactos con Méndez comenzaron hace "cinco o seis meses", y que un amigo suyo, otro empresario español, fue el que llegó a Uruguay a hablar con él. "Empezamos a hablar con el padre" y "a mí no me hablaron de eso", respecto a que el jugador pertenecía a otro grupo empresarial.

"Eso en Europa no existe, o eres de un club o eres libre", aclaró Vidal Correa. "Nacional no creía en él. El futbolista igual no quería renovar o no tenía más contrato, no sé. Un futbolista que jugó así en la Copa, que no tenga más contrato, me extrañó un poco", manifestó.

"Yo soy intermediario porque hablo español, nada más", aseguró el empresario, quien dijo que Méndez no será cedido. "Viene para quedarse" y "viene para aprender", destacó, asegurando que "aquí nadie roba nada. Si un chaval no tiene contrato no ha habido robo ninguno".

Por esto, Nacional sólo cobrará derechos de formación. "Cuando Nacional pida los derechos de formación, el club los pagará y punto", manifestó.