Fútbol uruguayo
De no acabar

Personal de recaudación: incidentes en el Saroldi, en Cerro-Torque y en la Ámsterdam

José Luis Otero, del personal de recaudación de la AUF, habló de los hechos violentos en el Prado y también con hinchas de Peñarol y Cerro.

22.10.2018 17:17

Lectura: 4'

2018-10-22T17:17:00
Compartir en


Este fin de semana hubo “hechos aislados” que volvieron a poner en una situación incómoda a los hinchas y al personal de recaudación de la AUF, cuyo funcionario José Luis Otero narró al programa Las Voces del Fútbol de Radio 1010 AM episodios que se dieron el pasado fin de semana.

Respecto a las peleas entre hinchas en el Parque Saroldi, aclaró que “los hechos de mayor violencia se registraron en las afueras”. “No deja de ser una situación desagradable la que tuvo que pasar el compañero cuando se le vinieron los parciales de River en un grupo numeroso y salieron todos al ver que pasaba ese grupo de parciales de Wanderers”, lamentó.

“Lamentablemente hoy hay que prever este tipo de situaciones entre Wanderers y River, clubes vecinos que tienen un muro de por medio y entre los que nunca hubo incidentes. Tal vez se debió poner un vallado o policía por esa calle y no permitir el pasaje de la parcialidad. Se suscitó eso. Pasaron por arriba de un compañero en una puerta que no es de ingreso de público, sino para la prensa y el personal de Tenfield. Pasaron por encima de ese muchacho, salieron a la calle y se dieron los inconvenientes. Ante la gravedad de lo que se veía se retiró al compañero porque era una pedrea importante. A nosotros por suerte no nos pasó nada”, expresó.

El “mal endémico” de la puerta 9 en la Ámsterdam

Respecto a algunos proyectiles arrojados de parte de hinchas de Peñarol a funcionarios de recaudación de la AUF el pasado sábado en el clásico, dijo que “es una situación endémica a veces esa puerta 9”. “Hinchas menores de edad comienzan a tirar proyectiles, no sabemos ni por qué, y nosotros no los vemos por la inclinación de la escalera. Tiran botellas, hielos y otras cosas, y eso después rebota contra el piso y agarra cualquier dirección”, explicó.

“La policía generalmente no ingresa a la tribuna. Ya tenemos una decisión gremial que indica que ante un hecho de violencia se desaloja el lugar de trabajo hasta que nos den las garantías. Se tuvo que poner a resguardo al personal que estaba apostado en esa puerta”, aclaró.

En Cerro-Torque “se colaron” algunos

En el partido que Torque y Cerro empataron 0-0 en el Centenario hubo una puerta que fue forzada y por la que ingresó menos de una docena de parciales albicelestes.

“Los compañeros, un poco duchos en la materia, se dieron cuenta de que no había vallas de contención para el ingreso en la puerta que tenía asignada Cerro, por lo que a último momento y de apuro generaron un ingreso en zigzag, aprovechando que habían quedado las vallas del clásico. Había un grupo de 10 o 12 parciales que estaban en las inmediaciones y de quienes la experiencia nos indicaba que no tenían entrada. Muchas veces van en busca de ver cómo pueden ingresar”, comentó Otero.

“Al armarse ese vallado de ingreso vieron que era complicado ingresar por esa puerta. Se ve que anduvieron en las inmediaciones viendo por dónde podían ingresar y forzaron la puerta 16, que es de ingreso a la platea Olímpica, pegada a la Colombes. Ingresaron quizás entre ocho y 10 parciales. Hicieron un recorrido, pasaron a la Colombes por un pasaje interno, saltaron al talud y pasaron por un portón que comunica con la platea América, que estaba abierto de par en par porque ese sector no estaba habilitado al público. Cuando llegaron al balcón de la puerta 24, de la América contra la Colombes, los hinchas que estaban ahí los ayudaron a que subieran”, concluyó.