Contenido creado por José Luis Calvete
Fútbol uruguayo
Algo por el estilo

Peñarol: “Legitimamos el estilo y la forma”, destacó Larriera tras coronarse campeón

“Bengoechea es el mentor de todo esto. Me fue enseñando cómo es dirigir Peñarol”, destacó el entrenador carbonero luego de lograr el título.

08.12.2021 01:28

Lectura: 4'

2021-12-08T01:28:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

“Estoy muy feliz porque me sentí, otra vez, muy representado por el equipo. Lo que meten los muchachos, lo que corren y lo que juegan. Me siento muy representado porque hoy acabamos de legitimar todo el trabajo que habíamos hecho”, dijo Mauricio Larriera tras conquistar con Peñarol el primer gran título de su carrera.

“Me dio la sensación de que hubo una superioridad en la manifestación futbolística. Creo que merecimos antes ganar el partido sin llegar a los penales”, agregó en diálogo con VTV, y consideró que “la frutilla de la torta” es haber conseguido el Campeonato Uruguayo respetando el estilo que intentó imponer desde el primer día.

El estilo "no es más importante" pero "está antes"

“Además de ser campeones, siempre primero, antes que el resultado, está el estilo y la forma. Y hoy legitimamos eso. Como entrenador es un gran espaldarazo que me dieron los muchachos, que tienen un grupo muy lindo y una humildad inusual para el nivel de futbolistas que hay”, ponderó. “Trataron de desarrollar todo lo que modestamente le pedíamos. Estadísticamente fuimos el mejor equipo y en lo visual, para mí, también lo fuimos”, añadió.

“En la única reunión que tuvimos en el Palacio Peñarol hablamos de que había dos objetivos; el resultado, porque acá hay que ser campeón, y el rendimiento. La forma se busca para ser campeón. Era algo más profundo que un berretín. Llevo bastantes años en el fútbol y esta es la forma en la que yo siento el fútbol. Sé que mucha gente no estaba conforme con esa forma. No es que sea más importante; para mí está antes”, explicó.

“Acá hay una mezcla del trabajo artesanal y del científico. Y lo artesanal, en este tipo de clubes y con la jerarquía de jugadores que tenemos, probablemente sea más importante que el trabajo táctico. Porque es como dijo Ancelotti; a veces uno les pide que hagan una cosa y no la hacen. La hacen mejor”, explicó.

Bengoechea: "El mentor"

Dijo que nunca dudó de que el logro fuera posible porque intentó estar “enfocado en que esto fuera para adelante como un tren, yendo objetivo por objetivo”. “Se pasó el año y hoy nos encontramos campeones. En ningún momento me dio para dudar o no dudar. Lo que pretendíamos era que el equipo fuera superior a los rivales e intentar ganar”, indicó.

Valoró el aspecto humano de su plantel, con el que tiene “una relación muy buena”, y destacó en la formación a Pablo Bengoechea, el director deportivo, como “el mentor de todo esto”. “Me fue enseñando cómo es dirigir Peñarol, porque no es lo mismo que otro equipo; es un gigante”, reveló.

“Con Pablo tuvimos una charla de cinco horas cuando me presentó la idea de que fuera entrenador de Peñarol y me convenció. Después tuvimos el apoyo de Gabriel Cedrés, el Indio Olivera, Nacho Ruglio y los consejeros”, recordó.

"Nunca me sentí afuera, ni en los peores momentos"

“Para mí es un gran triunfo como líder. Habitualmente se dice que los entrenadores tienen que ser mano dura y yo no soy mano dura ni mano blanda; soy muy humano. Es una actividad humana y siempre primero el ser humano mirándolo de frente. Cometo errores y pido disculpas. Fuimos logrando una comunión interesantísima”, destacó.

Larriera tuvo palabras particulares para “ese gran capitán que es Walter Gargano, un clase A en el que se puede personalizar todo lo que es el grupo”, y no habló de su continuidad. Al respecto, se limitó a recordar que tiene contrato hasta el 31 de diciembre y aseguró que nunca se vio afuera del club “ni en los momentos más duros” porque se sintió “siempre respaldado” por su grupo de trabajo y por los futbolistas, que lo “sacaron campeón por primera vez”.

“Siempre trabajé con fe y con confianza. Si los futbolistas me hubiesen soltado la mano en algún momento, me iba solo. Y le dije al presidente en varias instancias: ‘No precisan echarme. Si no pasa esto, me voy solo’. Porque estoy en un gigante. Y tengo que darle el valor que tiene al hecho de llegar a un gigante”, concluyó.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy