Fútbol Internacional
Esa vieja cicatriz

Patrice Evra recordó el "insulto racista" de Luis Suárez y mencionó: "nunca lo odié"

Evra dijo que cuando Suárez le negó el saludo tras ser sancionado, pensó: "se está perjudicando a sí mismo. Me sentí triste por él".

22.10.2019 19:21

Lectura: 2'

2019-10-22T19:21:00
Compartir en


El francés Patrice Evra recordó el encontronazo que tuvo con Luis Suárez cuando defendía al Manchester United y el "Pistolero" al Liverpool, donde lo denunció por insultos racistas y el uruguayo terminó sancionado por ocho partidos, más una muta económica en 2011.

Evra, un personaje muy particular en redes sociales, habló con el Daily Mail recordando la situación y lo que vivió en el primer partido entre ambos equipos luego que Suárez fuera sancionado.

En aquella oportunidad, el celeste se negó a estrechar la mano del francés previo al inicio del cotejo y rememoró: "fue increíble. Toda la semana la gente me estuvo preguntando si le daría la mano. Estaba frustrado y solo quería que la gente hablase de fútbol. Mi madre me preguntó y le dije que soy una persona que sabe perdonar y que le daría la mano sin problema".

"Él cometió un error" dijo sobre la situación que se dio cuando Suárez no le devolvió el saludo: "yo pensé: '¿Qué le pasa? Se está perjudicando a sí mismo'. Me sentí triste por él".

También recordó como vivió cuando los jugadores del Liverpool salieron a la cancha al partido posterior de saberse la sanción, con una camiseta blanca con el número "7" y la cara del uruguayo, en apoyo a Suárez: "fue ridículo, incluso el club se puso en peligro. Siempre tienes que apoyar a tus jugadores, pero esto ocurrió después de la sanción que le pusieron. ¿Qué mensaje estás mandando al mundo haciendo eso?".

Y luego comentó que Jamie Carragher con el correr del tiempo fue uno de lo que le pidió disculpas por utilizar esa camiseta: "como si fuera una familia, en un club de fútbol la primera reacción es apoyarlo y eso está mal. Mis disculpas", declaró el inglés.

"Nunca lo odié", dijo Evra sobre nuestro compatriota y finalizó: "quería golpearlo en ese momento (el que denuncia recibió el insulto racista), pero para mí odiar a alguien es imposible. No tengo odio en mi corazón".