Fútbol Internacional
Fútbol y paz

Partido por la Paz

El Partido por la Paz se jugó y terminó con victoria para el equipo de la Fundación Pupi, que lo integraron los uruguayos Fernando Muslera y Diego Lugano. El argentino Diego Maradona jugó los 90 minutos y al final del partido se despachó contra su compatriota Mauro Icardi.

01.09.2014 18:35

Lectura: 2'

2014-09-01T18:35:00
Compartir en


Poco importaba el juego, teniendo en cuenta el objetivo y el fin que se plantearon el papa Francisco y Javier Zanetti como organizadores del evento. Enviar un mensaje de tolerancia, respeto y paz era la idea principal de un encuentro que sirvió de excusa para recaudar fondos para Scholas Occurrentes y la Fundación Pupi.

Al terminar el partido, Diego Maradona, que jugó los 90 minutos, se refirió a Mauro Icardi y recordó que no debió haber jugado el encuentro, a la vez que aseguró que se va a reunir con la organización para hablar seriamente sobre ese tema. Además, confirmó que luchará por acabar con las guerras en el mundo junto con el papa.

Diego ya había hecho referencia a Icardi, a quien había tratado de "traidor" por su romance con Wanda Nara.

El partido:

El equipo de Arsene Wenger ganaba dos a cero con goles de Emanuel Iturbe y Roberto Baggio, pero el descuento para el equipo de Gerardo Martino llegó por el penal convertido por el ucraniano Andriy Shevchenko. Después, la Fundación del argentino empató por intermedio de Icardi.

Scholas no cedió terreno y marcó el tercer gol a través del turco Emre. Luego, Icardi marcó otro tanto.

Pasando la barrera de los 82', el paraguayo Roque Santa Cruz descontó para aumentar el rosario de goles en Roma. Minutos después, Shevchenko puso el 5-3 e Icardi, con tripleta, concluyó el 6-3 a favor de la Fundación Puppi en este amistoso.

Con respecto a los uruguayos, Muslera jugó los primeros 25 minutos del partido para el conjunto del Pupi y no recibió ningún gol, ya que el primero fue a los 30 y lo convirtió el argentino Iturbe a Francesco Toldo, después de recibir un pase del italiano Baggio.