Contenido creado por José Luis Calvete
Fútbol uruguayo
Otro paladar

Paolo Montero: “No me como el cuento de ‘Peñarol, Peñarol’. Hay que jugar bien al fútbol”

Siendo candidato a dirigir a los carboneros, siente que puede “dar un paso importante” y que el próximo DT contará con “un buen equipo”.

20.12.2020 13:56

Lectura: 4'

2020-12-20T13:56:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Paolo Montero llegó la pasada semana desde Italia para pasar las fiestas en Uruguay y está haciendo la cuarentena domiciliaria, mientras su nombre se baraja entre las opciones que maneja Peñarol para reemplazar a Mario Saralegui en la dirección técnica.

“Estando en Italia hablé con Ignacio Ruglio y fue una linda conversación. Ellos todavía no habían asumido y él, muy sinceramente, me dijo que estaban hablando con otros entrenadores también”, contó al programa 'Punto Penal' de Canal 10.

“Nacho fue sumamente sincero y me dijo que cuando asumieran, a parte deportiva la iban a manejar Pablo Bengoechea y Gabriel Cedrés”, señaló Montero, quien reconoció no haber hablado aún con los flamantes encargados del área deportiva mirasol.

Volvió para quedarse

Montero decidió volver a radicarse en Uruguay por razones familiares y se siente preparado para llegar a Peñarol tras haber dirigido al Sambenedettese en la C de Italia, donde hizo experiencia y completó el curso de entrenador masters UEFA Pro.

“Siempre me gustó empezar de abajo y llegar al lugar que te toque llegar por méritos propios. En Argentina empezamos en Boca Unidos e hicimos una escalada. En Uruguay también (tercera de Peñarol e interinato en el plantel principal), pero después Juan Pedro Damiani eligió a Bengoechea y yo en Peñarol no me puedo comparar con Pablo. Estuvo bien Juan Pedro porque Pablo en Peñarol es ídolo”, sostuvo.

Hoy está dispuesto a dirigir en Uruguay y entiende que finiquitar su recisión en Italia no será un problema porque “no es una cuestión deportiva, sino hablar con la persona que conoce a los dirigentes y explicarle que es una decisión de vida”.

“No voy a volver a Italia hasta que en un futuro me pueda llamar otro equipo o siga evolucionando como entrenador. En este momento me siento bien y siento que puedo dar un paso importante”, añadió el otrora defensor de Atalanta y Juventus en la Serie A.

No me como el cuento de ‘Peñarol, Peñarol’. Hay que jugar bien

Siendo candidato a dirigir a Peñarol, sabe que el hecho de haber jugado en el club le da un plus, “pero después de los 15 días si no lo acompañás con conceptos futbolísticos y si no les dejás algo, ese liderazgo de ex jugador de fútbol desaparece automáticamente”. “A los jugadores todos los días tenés que enseñarles algo”, señaló.

“Yo no me como ese cuento de ‘Peñarol, Peñarol’, porque tengo la suerte de tener un padre que jugó contra uno de los mejores Peñaroles de todos los tiempos y me decía lo que era el Peñarol del 66. Yo vi el del 87. Obvio que metían, pero jugaban bien al fútbol”, opinó.

“El del 87 tenía al Chueco Perdomo que te la daba redonda, al Zurdo Viera, al Dito da Silva, al Bomba Villar, a Diego Aguirre, al Flaco Rotti que te tiraba un caño adentro del área, al Loco Trasante o al Pepe Herrera. Ni que hablar del Peñarol del 66. Eso de ‘Peñarol, Peñarol’ conmigo no va”, agregó.

“Sí hay que poner pierna firme a la uruguaya porque no hay que olvidarse de la idiosincrasia del club ni de la cultura”, dijo, y recordó que “cuando Peñarol ganó el Quinquenio estaba el Vasco Aguirregaray, que jugó 10 años en el Inter de Porto Alegre”. “Estaba Tais, que subía como Cafú. Estaba Adifnolfi y estaba Dorta, que jugaba bien de verdad. Jugaba el Gallego Martínez, que era un mixto”, añadió.

Hay un buen equipo para el próximo técnico

Por último, dio su diagnóstico del plantel aurinegro. Peñarol tiene un equipo para luchar por el título y jóvenes muy interesantes que, por desgracia para el fútbol nuestro, si siguen así los van a exportar. Hay un buen equipo para el próximo técnico que vaya a Peñarol”, adelantó.

“A nivel internacional también se puede competir. El problema es la cabeza. Desde que estoy viviendo en Uruguay siempre se habló de que no podemos jugar dos o tres partidos en una semana, y es una locura. Esas son excusas que no les podemos dar a los jóvenes de hoy, y menos con las preparaciones físicas que les damos hoy, que son mejores que antes”, señaló.

Por último, dijo que en caso de volver a dirigir en Peñarol mantendrá el cuerpo técnico que lo acompañó en los últimos desafíos, con Juan Iraola como ayudante de campo y Santiago Ferro a cargo de la preparación física.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy