Selección
Nocaut en el primer round

Panamericanos: “Pegó mucho el gol recibido a los cinco minutos”, dijo Gustavo Ferreyra

“Está la desilusión de no poder jugar la final, pero ahora vamos a pelear por lo que está en juego”, dijo el DT del seleccionado de fútbol.

08.08.2019 12:11

Lectura: 3'

2019-08-08T12:11:00
Compartir en


“Es muy difícil poder hacer un análisis profundo. Recuerdo que en el primer partido con Perú encontramos un gol al comienzo y cambió toda la dinámica del juego. Hoy estuvimos en una situación desfavorable a los cinco minutos y en lo emocional pegó mucho ese primer gol”, lamentó Gustavo Ferreyra, entrenador de la selección uruguaya de fútbol que perdió la semifinal de los Juegos Panamericanos de Lima por 3-0 ante Argentina.

“Cerca de los 30 minutos llegó el segundo gol de ellos y nos encontramos con una situación a la que no nos habíamos enfrentando antes. Desde ese punto nos afectó bastante en el juego y nos costó leer cómo se estaba dando. Si a eso sumamos la expulsión en el primer tiempo, se hizo cuesta arriba. Argentina dominó y nos ganó correctamente”, analizó el entrenador.

“Ellos ejercieron una presión sobre nuestra salida, que había sido uno de nuestros puntos fuertes en la primera fase. No dejaron recibir pelotas a los armadores del juego y no pudimos conectar entre líneas ni hacer ataques organizados. Jugamos muy lejos del arco rival, sobre todo en el primer tiempo, y no pudimos generar de tres cuartos de cancha hacia arriba lo que habíamos podido conseguir en los partidos anteriores”, reconoció.

“No pudimos leer bien la situación de cuando Argentina nos presionó y nos robó la pelota cerca de nuestro arco. No tuvimos alguna otra variante para intentar atacar de otra forma. Argentina nos estudió bien”, señaló, y admitió que el entretiempo fue “duro y difícil” por llegar en desventaja.

“A los jugadores les dije que no podíamos perder la organización defensiva porque podíamos recibir más goles y se iba a complicar mucho más la situación. No era imposible pensar que estando 0-2 pudiéramos ponernos 1-2, pero siempre manteniendo la organización. Desde hablarse cada uno y dar todo, dentro de las circunstancias desfavorables, lo intentaron”, valoró.

“Todavía queda algo en juego, que es la medalla de bronce. El mensaje debe ser claro; todavía esto no terminó. Tenemos que levantar la cabeza y prepararnos para el sábado jugar por un objetivo que es muy importante. Por supuesto está la desilusión de no poder jugar la final, pero ahora vamos a pelear por lo que está en juego”, concluyó el técnico del combinado uruguayo, que buscará el bronce el sábado a las 19:30 horas ante México.