Motor
Profeta en su tierra

Moto GP: Miguel Oliveira ganó en Portugal, donde el campeón anticipado abandonó

Jack Miller y Franco Morbidelli completaron el podio en el circuito de Portimao, donde se cerró el Mundial 2020.

22.11.2020 13:06

Lectura: 2'

2020-11-22T13:06:00
Compartir en

El portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) se adjudicó una victoria de autoridad y suficiencia en el Gran Premio de Portugal de MotoGP, en el circuito de Portimao, en el que los dos favoritos de las categorías restantes lograron el objetivo de proclamarse campeones del mundo, el italiano Enea Bastaini (Kalex) en Moto2 y el español Albert Arenas (KTM) en Moto3.

El portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16) salió decidido a ser profeta en su tierra y lideró la carrera de MotoGP de principio a fin y con pasmosa autoridad, por delante del australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP20) y del italiano Franco Morbidelli (Yamaha YZR M 1).

Oliveira salió como una exhalación nada más apagarse el semáforo con el claro objetivo de intentar ser protagonista en la carrera de su casa, pero tras su estela había una serie de pilotos ávidos de cerrar la temporada con un buen resultado.

El campeón del mundo anticipado, el español Joan Mir (Suzuki GSX RR), salió vigésimo (penúltimo) y cubrió la primera vuelta en la duodécima posición, pero los problemas técnicos le acabaron jugando una mala pasada y abocando a la retirada en la segunda parte de la carrera, que tampoco terminó el italiano Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP20).

Mir fue campeón con 171 puntos y por detrás terminaron Morbidelli con 158 y el español Alex Rins (Suzuki) con 139, cuatro más que el italiano Andrea Dovizioso y el español Pol Espargaró.

EFE / FútbolUy