Fútbol uruguayo
Sábado de Ramos

Miramar Misiones ascendió a Primera

Miramar Misiones se quedó con el tercer ascenso de la Segunda División Profesional tras ganarle la final a Torque por penales, luego de un agónico empate a uno con golazo en la hora de Federico Ramos, quien además se lució picando el último penal. Los cebritas vuelven a Primera junto a Rentistas y Sud América.
20.07.2013 17:02


Miramar Misiones 1- Torque 1
Goles: 83' Milesi (T), 89' Ramos (M)
Penales (Miramar Misiones y Torque respectivamente: Rak (gol), Álvez (atajado), Christophersen (gol), Milesi (gol), Ríos (gol), Flores (gol), Banchero (gol), Hohberg (gol) y Ramos (gol)
Amonestados: 22' Colman (M), 26' Milesi (T), 34' Banchero (M), 61' Dutra (T), 63' Galli (M), 82' Giordano (T), 97' Pires (T), 102' y 107' Mastrángelo (expulsado), 119' Álvez (T)
Jueces: Roberto Silvera, Carlos Changala y Raúl Hartwig.
Parque Méndez Piana
Segunda final por el tercer ascenso de la Segunda División Profesional.

Miramar Misiones: Martín Góngora; Christian Colman (85' Rodrigo Schramm), Sebastián Mastrángelo, Nicolás Barán y Davies Banchero; Jhony Galli (111' Jonatan Rak), Jonathan Ríos e Ignacio Chistophersen; Federico Ramos; Federico Fernández y Gustavo Giacomazzi (56' Agustín Miraballes). Entrenador: Luis Duarte.

Torque: Gabriel Martín; Junior Giordano, Matías Bogado, Sebastián Flores y Matías Severo; Guillermo Dutra, Santiago Risso, Nicolás Rocha (69' Alejandro Hohberg) y Nicolás Milesi; Jesús Toscanini (88' Pablo Pires) y Jonathan Alvez. Entrenador: Hugo Pilo.

Miramar Misiones volvió a Primera División tras dos temporadas. Luego de perder la final por el segundo ascenso directo con Rentistas, que acompañó al campeón Sud América, el cebrita estuvo a muy poco de dejar pasar una nueva oportunidad, pero lo salvó una tijera espectacular de su mejor jugador cuando a la aguja del segundero del reloj le quedaba menos de una vuelta.

Como una verdadera final salieron a jugar el partido definitivo los equipos de Luis Duarte y Hugo Pilo. Por un lado, el local tuvo más posesión de pelota, la manejó de forma más prolija y siempre intentó ensanchar la cancha, pero del otro, la visita exhibió un juego más directo y con mayor profundidad en la primera mitad, por lo que generó las dos ocasiones más claras con un remate de Dutra y un cabezazo de Toscanini que pasaron cerca del arco.

En el complemento siguió reinando la pierna fuerte, con más faltas que situaciones de peligro. De hecho, un centro de Jonathan Álvez que se cerró y reventó el horizontal del arco cebrita fue lo más parecido a un remate que hubo antes de las emociones del cierre de los primeros 90 minutos.

Los habilidosos, Nicolás Milesi de un lado y Federico Ramos del otro, parecían radiados del espectáculo por mérito de las defensas, pero ambos tenían lo mejor reservado para el cierre. Milesi abrió la cuenta para Torque con un derechazo tremendo desde afuera del área tras una apilada de varios metros a los 83 minutos y parecía ascenso. Sin embargo, Ramos igualó a los 89’ con una tijera espectacular luego de un rebote en la ejecución de un tiro de esquina. 1-1 y alargue.

Con lo que quedaba de aire y piernas fueron los dos a buscar la victoria en un alargue que terminó con polémica, debido a un claro penal que le cometió Rak al goleador de Torque Jonathan Álvez en el último minuto. Sin embargo, Roberto Silvera interpretó que el atacante del elenco celeste simuló, por lo que lo amonestó y terminó el partido.

Tal como hace un año, cuando Progreso le ganó el ascenso a Huracán del Paso de la Arena por penales, el último cupo hacia Primera División se definió desde los 11 metros. Al igual que en aquella fría mañana del Paladino, el festejo fue locatario con su arquero como héroe, ya que Góngora le detuvo el primer disparo a Álvez y sus compañeros metieron todos sus remates, dándole al equipo cebrita el retorno al círculo de privilegio. Los aplausos, en el último penal, se los volvió a llevar Ramos, quien definió picando el esférico y desató la locura de los hinchas locales en el Méndez Piana.