Fútbol uruguayo
Un mono de primera

Miramar Misiones 2- Juventud 0

Miramar Misiones logró el tercer ascenso a Primera División, tras derrotar a Juventud de Las Piedras 2-0 en el Parque Méndez Piana el sábado por la tarde, en medio de los festejos uruguayos por la clasificación a cuartos de final del Mundial. Con golazos de Sebastián Fernández y Andrés Rodríguez, el conjunto cebrita cumplió su objetivo y retorna al círculo de privilegio.
26.06.2010 16:31


Miramar Misiones logró un ascenso trabajoso, que se estiró en el tiempo y se dio con más agonía de la prevista.

Los cebritas ganaron el Torneo Apertura bajo la dirección técnica de Adán Machado y sacaron ocho puntos de ventaja en la Tabla Anual. Sin embargo, la diferencia se esfumó en el Clausura y el que logró el primer ascenso directo fue El Tanque Sisley.

La segunda oportunidad para subir fue ante Bella Vista, pero tras dos finales se impuso el elenco papal y parecía que el monito se caía anímicamente.

En ese momento renunció Machado y llegó Julio César Antúnez para dirigir los play off ante Progreso. Ajustadamente, Miramar dejó en el camino a los Gauchos del Pantanoso y llegó a la final en donde ya no quedaba margen de error.

El mono empató en Las Piedras en la ida con gol de Sebastián Fernández, y gracias al mismo jugador se puso en ventaja en el Méndez Piana. El joven delantero aprovechó su velocidad y armó una jugada notable por el sector izquierdo del ataque, encaró la marca de Caué Fernández y sacó un latigazo cruzado inatajable para Sergio Martínez.

Golazo a los 51’ para volcar la balanza en un trámite que hasta ese entonces era parejo. Cuatro minutos después, el árbitro Fredy De Seja omitió una mano de Franco Bano en su área, perjudicando a Juventud.

El juego se hizo deslucido y ninguno lograba hacerse del control del balón, hasta que el entrenador Edgardo Arias introdujo cambios ofensivos para acompañar a Santiago López, el hombre más movedizo en la ofensiva pedrense.

A 13 minutos del final, fue pitado un penal contra Jesús Benítez a favor de Miramar, pero Víctor Martínez falló en la ejecución, bien tapada por Sergio Martínez.

Cuando el encuentro se terminaba y los pelotazos sobre el área locataria llegaban en cantidades industriales, Angelo Paleso armó una jugada notable por la izquierda y dejó solo de cara al gol a Andrés Rodríguez.

El Negro le bajaba la cortina al partido y al tercer ascenso. Después de mucho sufrir, el mono vuelve a ser de Primera.