Nacional
Libreta y en carpeta

Mario Risso quedará libre a fin de año

Mario Risso quedará libre del Botafogo el 31 de diciembre, luego de un año con pocos partidos jugados, y podrá sumarse al equipo que le presente la mejor oferta para 2015. Nacional es una posibilidad firme y el zaguero de 26 años recordó que los tricolores ya lo sondearon anteriormente.
17.12.2014 11:01


Mario Risso volvió a Uruguay desde Brasil hace una semana y tiene contrato hasta el 31 de diciembre con Botafogo, que descendió al Brasileirao B, por lo que no sabe qué será de su futuro. Mientras entrena por su cuenta espera llamados, y Nacional se anotó en la lista de los que lo pretenden.

El zaguero de 193 centímetros de estatura y 26 años de edad surgido en Defensor Sporting jugó apenas un partido con la casaca del Fogao, que fue en marzo, y el 30 de junio marchó a préstamo al Náutico, que terminó 13º en el Brasileirao B. En su último club disputó ocho encuentros completos, entre el 9 de agosto y el 20 de setiembre, y el 22 de octubre ingresó dos minutos al cierre de un cotejo.

“Estaba muy contento y con mucha ilusión de irme a Botafogo. Llegué a un club grande que estaba bien pero no tuve la suerte de jugar ahí. Me dieron a préstamo al Náutico y llegué faltando 20 partidos para terminar la serie B, buscando tener minutos y mostrarme. Jugué los 10 primeros partidos y me sentí muy bien, pero después por una expulsión y una pequeña lesión estuve tres partidos fuera y luego no jugué más por decisión del entrenador”, contó Risso al programa A Fondo, de la 1010 AM.

“La lesión fue un pequeño desgarro en el aductor. Me habían dado dos partidos de suspensión por expulsión y la lesión me llevó una más. Ahí me perdí tres partidos y el director técnico decidió no utilizarme más”, narró el espigado zaguero, quien es representado por Gerardo Cano.

“Hace dos períodos de pases atrás, antes de ir a Botafogo, se había hablado de la posibilidad de Nacional, y también después, cuando estaba por irme a préstamo al Náuticio. Lembo llamó pero no se llegó a un arreglo. Ahora no sé qué pasará... sé que hay rumores y mi empresario me comentó que iba a tener una reunión y que entre jueves y viernes íbamos a hablar. Estoy esperando para ver qué sale y qué es lo mejor”, sostuvo.

“Lo único que le pedí a la gente que me representa es que esta vez pueda arrancar la pretemporada con un equipo en enero. Cuando fui a Botafogo empecé un mes después y todo el mundo ya había hecho fútbol. No es fácil, porque además era la primera vez que salía del país y estaba solo”, concluyó.

Temas relacionados: