Contenido creado por Andrés Cottini
Más deportes
Rendirse jamás

María Pía Fernández: La historia de resiliencia de una atleta que se proyecta a París 2024

La olímpica en Tokio, que fue operada en junio pasado, ocho semanas después ya entrena pensando en los próximos Juegos Odesur de Asunción.

17.08.2022 16:41

Lectura: 4'

2022-08-17T16:41:00
Compartir en

Por Andrés Cottini

La atleta uruguaya María Pía Fernández es la gala de la resiliencia, de superar obstáculos una y otra vez, y este 2022 fue una muestra más de ello, debiendo pasar por una cirugía de la que, ocho semanas después, ya la encuentra en las pistas una vez más y preparando su participación en los Juegos Odesur de Asunción y más importante, su camino rumbo a clasificar a los Juegos Olímpicos de París 2024.

Fernández, en charla con FútbolUy, contó su periplo después de su participación en Tokio 2021, donde, días previos a los 1500 metros se lesionó y completó la competencia con corazón y soportando el dolor físico con la finalidad de cumplir su gran sueño.

“Después de Tokio, la idea era volver a ponernos en forma, recuperar esa lesión al cien por ciento, algo que se dio de forma bastante acelerada y sencilla”, mencionó, y agregó: “Para comienzo de este año estaba pronta, corriendo bien y sana”.

Pero no todo iba a ser tan sencillo, y previo a su participación en el Iberoamericano de Alicante (fue quinta) y en plena búsqueda de su clasificación al Mundial de mayores en Oregón, las alertas volvieron a encenderse: “Comencé a sentir un dolor en el tendón de Aquiles”.

“Venía arrastrando una tendinopatía crónica hace unos tres años, desde el Mundial de Doha (2019), entonces decidí parar pensando en todo lo que se viene por delante: Juegos Panamericanos del 2023 y buscar mi lugar en los Juegos Olímpicos de París 2024”.

Decisiones

Para eso, y mientras aún estaba en España, optó por consultar a un especialista en este tipo de dolencias y optó por operarse: “Era un médico de confianza que ya había realizado la cirugía en varios atletas olímpicos con muy buenos resultados y eso me daba confianza”.

Ocho semanas después de aquel momento, rehabilitación mediante, María Pía Fernández volvió a levantarse y regresó a su gran amor, las pistas de atletismo.

“Estoy muy feliz porque todo fue un éxito y ya estoy corriendo sin dolor, que era el objetivo fundamental”, mencionó, y se ilusiona con su participación en los Juegos Odesur (1 al 15 de octubre) en Asunción del Paraguay: “Estoy entrenando bien y con ganas de representar al país una vez más”.

Fernández, en la pasada edición de Cochabamba, Bolivia, ganó la medalla de plata en los 1500 metros y de bronce en los 800 metros, pero ahora el camino a recorrer es otro diferente: “Estoy competitiva y tengo ganas de correr, volver a exigirme a ese nivel, poner a prueba el tendón a ver cómo va y será una buena evaluación de cara a la temporada que viene”.

Lo mental

El trabajo que realizó la trinitaria en todo este tiempo no solo pasó por lo físico, sino que gran parte del este se basó en lo mental, para que ningún obstáculo pudiera más que su convicción y deseos.

“A veces es más difícil trabajar ese aspecto que lo físico, pero es un área fundamental para poder superar un momento difícil más que me plantea mi carrera en el alto rendimiento”, explicó.

“Estoy confiada, y junto a Sebastián [Allende, su entrenador] y Daniel [Zarrillo, su médico] estamos recorriendo el camino en buena forma, todos estamos contentos con la evolución y la motivación está intacta”, agregó más tarde.

“El gran objetivo es llegar a los Juegos Olímpicos de París 2024, allí está la gran meta, es nuestra ‘zanahoria’ a alcanzar, y por eso no dejamos ni un día de trabajar en cada aspecto posible para crecer, mejorar y alcanzarlo”, cerró.

Por Andrés Cottini