Contenido creado por Andrés Cottini
Más deportes
El día después

María Pía Fernández: “Los deportistas amateurs competimos por amor a la camiseta"

A más de tres meses de su participación olímpica, donde lesionada completó los 1500 metros, contó los entretelones de una gesta inolvidable.

27.10.2021 17:07

Lectura: 5'

2021-10-27T17:07:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

María Pía Fernández fue una de las grandes triunfadoras de Uruguay en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, ya que más allá de un mero resultado deportivo, pudo sellar una gesta a puro corazón y que fue completar su participación en los 1500 metros llanos a pesar de estar lesionada.

Fernández, durante un entrenamiento cuatro días antes de la prueba, sintió “un gran dolor" que la obligó a parar. Según sus propias palabras: "sabía que me había roto". Una ecografía y resonancia confirmaron las malas nuevas: distención de nueve milímetros con un edema importante en el gemelo externo de la pierna derecha.

Pero lejos de rendirse, la trinitaria estaba convencida de querer cumplir su sueño olímpico y lo hizo completando los 1500 metros de su prueba, en una clara muestra de lo que significan los valores olímpicos.

Más de tres meses después de este icónico momento, Fernández, en charla con FútbolUy, analizó con otra perspectiva todo lo que vivió en Tokio y comentó: “fue muy duro. En el momento fue como un baldazo de agua fría. Son muchos años preparando un objetivo, la clasificación fue dura, muy difícil, estresante. Después de todo lo que me había costado, sacrificio, esfuerzo, la ilusión de ser olímpica, en ese momento no podía pensar mucho más allá de lo que podía pasar, no pasaba por mi cabeza el día después. El médico (Daniel Zarrillo), mi entrenador (Sebastián Allende), me explicaron que podía pasar (por correr lesionada), los riesgos que había, y los tenía claro.

Foto: Gentileza Por Decir Algo

Foto: Gentileza Por Decir Algo

“Los deportistas de las disciplinas amateurs competimos por amor a la camiseta. Doy lo mejor, por el amor a lo que hago, el orgullo de representar a Uruguay. No me espera un contrato salvador a la vuelta de la esquina por el cual pudiera poner en riesgo mi carrera. Mi ilusión era ser olímpica, pararme en la línea de largada y darlo todo. Hoy en día, en frío, te das cuenta que fue algo arriesgado, pero era cumplir el sueño de mi vida, lo logré y estoy orgullosa de la decisión que tome”, explicó.

La previa

Fernández, de 26 años de edad, contó que los cuatro días previos a esa carrera de 1500 metros en el Estadio Olímpico de Tokio: “fueron durísimos”.

“No solo se te pasa en la cabeza todo lo que costó llegar, el sacrificio para estar ahí, sino que también lo que dejaste atrás”, contó y explicó: “recién ahora estoy terminando mi carrera universitaria (Fisioterapia) la cual pospuse mucho tiempo por lograr este sueño, además de estar muchísimo tiempo lejos de la familia, amigos, pareja”.

Foto: Gentileza Por Decir Algo

Foto: Gentileza Por Decir Algo

“En ese momento de la lesión pensaba que deje de lado casi todo en mi vida por alcanzar mi sueño y que justo en el momento que se iba a concretar se me estaba esfumando. Sentía que después del atletismo no tenía nada, invertí tanto tiempo en ser atleta que tenía esa sensación. Obviamente no me arrepiento de nada, pero es por eso que ahora decidí también desarrollar otras áreas de mi vida, como estudiar, terminar la carrera, enfocarme en otras cosas que también me llenen”.

El abrazo popular

“Recuperarme de lo que me pasó en Tokio me llevó y me lleva mucho tiempo, no es algo de un día para el otro”, dijo sobre la dolencia física que la aquejó y agregó: “recién estoy empezando a hacer entrenamientos más exigentes en pista, el miedo está ahí, ese de si corro y me exijo. Evidentemente pesa lo psicológico, pero la rehabilitación física está en su recta final.  Estoy sin dolor, pero hay que seguir trabajando lo mental para en corto tiempo estar al cien por ciento”.

Consultada sobre como fue recibida tras su participación en los Juegos Olímpicos, mencionó: “nunca espere tener esa respuesta de la gente. Hasta el día de hoy me paran en Trinidad, me felicitan y se valora la entrega, garra, más allá del resultado, Eso es un premio tan importante como ganar una medalla de oro”.

“Recibí cartitas de niños, escolares, que te agradecían por no rendirte, seguir adelante. Después de eso pensás: ¿cómo me iba a rendir? Es algo impagable y me da la fuerza de tener que continuar para tener una gran revancha”, aseveró.

Por último, sobre el futuro deportivo, comentó: “me puse como objetivo correr la San Felipe y Santiago que es una de las carreras de calle preferidas, más teniendo en cuenta que estoy en pretemporada y sumando volumen, por lo cual viene bien. También estamos esperando la definición de los calendarios para el 2022. La idea es estar en buen estado de forma en febrero o marzo, para correr 1500”.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy