Fútbol uruguayo
Fiel a su estilo

Lugano: Por qué nunca se afianzó en Nacional y qué lo llevó a no disfrutar de la selección

“Me sentía muy bien Fenerbahçe”, dijo Diego Lugano. “Ellos dicen que soy más ídolo en Turquía que en Uruguay o Brasil”, agregó.

02.04.2021 08:10

Lectura: 5'

2021-04-02T08:10:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Diego Lugano dio una entrevista al programa Punto de Partida de Direct TV donde tocó varios temas a lo largo de su carrera. Uno de ellos fue la razón por la cuál nunca se afianzó en la Primera División de Nacional.

"Venía del interior y no tenía una preparación profesional. La mía fue diferente, fue más propia y por la pasión por el fútbol. Eso me jugó en contra. Además, no jugué en Nacional porque no estaba preparado", recalcó. Agregó: "Los que estaba adelante mío eran mejores".

Tras no ser tenido en cuenta en Nacional, Lugano decidió cambiar de rumbo para sumar minutos en el fútbol de Primera División. Resolvió ir a Plaza Colonia en la temporada 2001. La Tota contó cómo se dio este pase que fue su primer gran momento en el fútbol profesional.

"Me surgió la posibilidad de Plaza Colonia cuando tenía 20 años ya que estaba en la tercera división de Nacional y no iba a tener chance en Primera. Aguirre agarró Plaza y Wilmar Cabrera (técnico de Lugano en la tercera del Tricolor) le dijo que me llevara al club", sostuvo.

"Me fui para Plaza Colonia y fue el año donde exploté. En el tercer partido ya era capitán del equipo siendo uno de los más jóvenes. Fuimos vicecampeones uruguayos y le ganamos dos de los tres partidos de la temporada a Peñarol", remarcó el exfutbolista.

Sao Paulo

Luego de una magistral temporada en Plaza Colonia, Lugano pasó a uno de los cuadros más grandes del fútbol brasileño: Sao Paulo. El oriundo de Canelones estuvo en el conjunto paulista desde el 2003 al 2006 y manifestó cómo se dio su llegada.

"Fue durísimo los primeros meses en el Sao Paulo. Porque el club vivía una fase complicada. Después de ser uno de los mejores equipos de la década del 90 de Brasil, América y del mundo, llevaba tres o cuatro años de grandes derrotas: perder clásicos, no ser campeón y no clasificar a la Libertadores", enfatizó.

"En esa época se hablaba de grandes refuerzos y surgió mi nombre para ese momento de Sao Paulo", explicó. "Me ninguneaba la prensa de Brasil. Las conferencias de prensa eran para aprender mi nombre. Me preguntaban dónde había jugado y dónde quedaba Colonia", añadió.

"Capaz que ellos tenían razón, pero eso fue fundamental para mí porque me entró una rebeldía interna. Al mes y medio me querían llevar a San Lorenzo. Inclusive, sin jugar, perdimos un clásico y la hinchada invadió el centro de entrenamiento para apretarte al equipo y yo era el segundo jugador más odiado", expresó.

A pesar de esa horrible situación, el excapitán de la selección uruguaya logró sacar algo positivo: "Me ayudó muchísimo porque me mostró cómo es la vida real del futbolista y me dio una gran rebeldía para sobre llevar esto".

Su segunda etapa

Lugano es una gloria de Sao Paulo debido a que ganó varios títulos importantes: una Copa Libertadores de América, un Mundial de Clubes, un Campeonato Paulista y un Brasileirao.

La Tota dejó en claro que tenía decido "no volver a Sao Paulo" por la gran imagen que generó en el club. Pero la despedida de Rogerio Ceni fue determinante para que pegara la vuelta al Tricolor paulista.

"Rogerio se retiraba y el equipo se quedaba sin su gran capitán. Se podía visualizar grandes problemas por la falta de un liderazgo claro y la gente quería que yo volviera al club para que pudiera ocupar ese lugar", explicó.

Casi un mes después del retiro del arquero, Lugano llegó al aeropuerto de Sao Paulo donde estaba lleno de hinchas y se hizo una pregunta "Qué hago acá para poder corresponder tanto cariño de la gente".

No logró títulos en su segundo pasaje, pero tuvo que trabajar mucho adentro y afuera de la cancha: "En mi segundo año, por primera vez en la historia, Sao Paulo casi se va a la B. Fue una presión enorme y yo tuve una influencia muy importante adentro y afuera de la cancha. La influencia fue en el club, a nivel de la hinchada, de organización externa e interna. Tal vez, sin ganar títulos importantes, mi participación fue más importante en la segunda que en la primera etapa".

Turquía

Lugano defendió la camiseta del Fenerbahçe desde el 2006 hasta el 2011, donde logró quedarse con cuatro Superligas de Turquía. La Tota aseguró que en ese club vivió su mejor momento futbolístico de su carrera.

"Fue donde tuve mi mejor etapa como futbolista. Hice más de 35 goles en cinco años y fui dos años seguidos el zaguero más goleador de Europa. Fuimos campeón de Turquía. Llegamos dos veces a los cuartos de final de la Champions League", contó.

"Me sentía muy bien y coincidió con el Mundial de 2010 y la Copa América del 2011. Ellos (los hinchas del Fenerbahçe) dicen que soy más ídolo en Turquía que en Uruguay o Brasil", señaló el uruguayo de 40 años.

La selección uruguaya

Por último, habló sobre la selección uruguaya donde dejó en claro que se trató de su "conflicto eterno". Explicó esa frase: "Disfruté la primera Eliminatoria que jugué con Uruguay, cuando llegamos al repechaje con Australia (Eliminatorias al Mundial de Alemania 2006). Vivía mi sueño y jugaba en un mundo de fantasía. Ahí lo disfruté hasta que quedamos afuera del Mundial", afirmó.

"Se da un cambio. Pasé a ser el capitán de la selección uruguaya con 25 años. Me encanta la historia de la Celeste y se lo que significa para el fútbol uruguayo. Como que, indirectamente, me preparé para eso. Sabía lo que decía cada periodista de cada radio, y eso ellos no lo sabían. Esa responsabilidad no me permitió disfrutar. Eso sí, lo viví intensamente".

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy