Básquetbol
Palabras hechizadas

LUB: "Soy un hombre y se me respeta", dijo Fernando Cabrera tras su entredicho con López

Muy enojado, el técnico de Aguada aseguró que "quedó en la cancha", pero comentó que el DT de Malvín le dijo algo al oído y eso motivó su reacción.
16.05.2018 08:20


Finalizado el tercer partido entre Aguada y Malvín, con victoria demoledora del rojiverde por 101-64, los ánimos se caldearon dentro de la cancha del Palacio Peñarol. Los entrenadores se fueron a saludar, como de costumbre, pero Demian Álvarez se interpuso antes y le recriminó algo a Pablo López.

En el abrazo entre ambos, López le dijo algo al oído a Fernando Cabrera que, visiblemente molesto, reaccionó y se fue arriba del técnico de Malvín. De hecho, lo corrió varios metros para increparlo e insultarlo con calificativos que pudieron apreciarse claramente en la transmisión televisiva.

"Son cosas que quedan en la cancha", dijo el Hechicero en zona de vestuarios luego del incidente. Entrevistado en VTV, señaló el motivo de su reaccón: "algo que cuando nos fuimos a saludar me dijeron al oído y me dolió mucho, pero ahí quedó".

Luego fue más explícito todavía: "En todo caso habría que preguntarle al técnico del otro cuadro qué me dijo en el oído".

Ante la insistencia en las preguntas de los periodistas, Cabrera se mostró nuevamente irritado. "Soy un hombre. Primero que nada soy un hombre y a mí se me respeta", sentenció, dando a entender que hubo una falta de respeto de parte de su colega.

Por último se enfadó cuando le pidieron mayor responsabilidad y dar el ejemplo a los hinchas, para evitar desmanes. "No causé ningún inconveniente. No me quieran hacer responsable de que yo causé algún inconveniente. En todo caso preguntenle al otro entrenador qué fue lo que me dijo en el oído para que yo reaccionara así. Nada más y no hablo más de este tema. Para mí quedó en la cancha. Son reacciones", concluyó el Hechicero.

Más tarde, en diálogo con el programa radial Último Cuarto, de Sport 890, Cabrera se disculpó "con la gente de Aguada, la de Malvín y el público" por una reacción que consideró "desafortunada". "Soy un caballero. Cuando pierdo mastico bronca y me voy. Lo que no tolero es la falta de respeto, la hipocresía ni que me ofendan al oido", concluyó.