Fútbol uruguayo
Siempre picante

Juan Pedro Damiani: “Traería a Suárez. De chiquito parecía que era manya”

“Hoy no soy candidato”, aclaró el ex presidente de Peñarol, y cree que Ruglio, Areco y Evaristo González no serían buenos sustitutos de Barrera.

30.06.2020 09:05

Lectura: 4'

2020-06-30T09:05:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Juan Pedro Damiani fue el invitado del programa ‘El dos uno’, de DirecTV Sports, emitido este lunes. En una extensa entrevista calificó con un 7 su gestión al frente de Peñarol, recordó la construcción del estadio Campeón del Siglo como “la gran obra” de su vida pese a que tuvo “muchísimos detractores dentro de Peñarol” y aseguró que en lo deportivo la cosecha de cuatro Campeonatos Uruguayos en nueve años “está dentro del promedio”. “Podríamos haber ganado más si tomábamos un atajo, pero preferimos formar juveniles”, expresó.

El ex presidente carbonero definió a su sucesor en el cargo, Jorge Barrera, como un “muy buen tipo” con “valores especiales”, y puntuó con un 10 su gestión al frente de la institución aurinegra. Destacó “el esfuerzo que ha hecho por pacificar a Peñarol”, pese a que algunos compañeros de directiva “no se den cuenta de los puentes que tendió”.

Si bien dijo “estar más cerca que nunca” de Barrera, aclaró que se alejó del club porque no le gusta el ambiente que hay alrededor. “Hace mucho que el club está en un fuego cruzado que no le sirve a la institución ni a los hinchas”, agregó. “Me fui porque después de lo que había hecho, había pocas cosas más por hacer. Y para desmitificar que era una dinastía y que me iba a quedar hasta que me pagaran. Me fui y pensé que se acabaría todo eso, pero se agrandó el conflicto y es mi gran frustración”, sostuvo.

Damiani descartó estar pensando en las próximas elecciones como presidenciable. “Hoy por hoy no soy candidato”, afirmó. “En un momento dije como que me presentaba, pero no fue un comentario feliz”, aclaró, y cree que “si Barrera no se presenta, Peñarol necesita alguien que piense y sueñe en grande”.

Cuando se le preguntó si Ignacio Ruglio sería un buen candidato a la presidencia, fue claro: “Hoy no”. Respecto a Marcelo Areco y Evaristo González, también respondió tajantemente: “Tampoco”. Distinto es su concepto sobre Juan Salgado, cuyo perfil sí cree que podría encajar bien en el cargo máximo porque “es un hacedor”.

Como hincha peñarolense, al ser consultado por el entrenador al que quisiera volver a traer no dudó en señalar a Diego Aguirre, a quien también apuntó como su favorito para reemplazar a Óscar Washington Tabárez cuando el seleccionador celeste finalice su ciclo. “Tiene buena relación con los jugadores, está por encima del bien y del mal, es una persona que está por encima de la media del fútbol y es un bicho”, ponderó.

Respecto a Aguirre, recordó su última salida del club, cuando a poco de comenzado el Torneo Apertura 2011 dio un paso al costado para dirigir en el fútbol qatarí. “Lo abracé porque somos amigos y le dije: ’Loco, me dejaste un quilombo bárbaro, pero es la primera cosa grande que tenés que hacer’. Lo comprendí y a los amigos hay que desearles lo mejor. Cualquiera hubiera hecho lo que él hizo”, opinó.

Cuando se le preguntó por un futbolista de cualquier parte del mundo para llevar a Peñarol, mostró su lado más picante: “Antes decía Henry, que me encantaba. Hoy (Luis) Suárez. De chiquito parecía que era manya. Me gustan esos tipos que se matan por ganar”.

Más allá de la anécdota y de que el propio Suárez reconoce haber entrado a la cancha como mascota de Peñarol en un partido ante River Plate junto a sus compañeros de baby fútbol del Urreta, el goleador del Barcelona aseguró que siempre fue de Nacional. Si bien su madre es de Peñarol y lo llevó a algunos partidos, algo que el delantero reconoció en una nota con el programa 'Por la camiseta' en 2015, nunca se consideró hincha aurinegro.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy