Contenido creado por Andrés Cottini
Juegos Olímpicos de Tokio
La regata del sacrificio

JJ.OO.: "Nunca dejamos de creer y eso nos premió", aseguró el remero Bruno Cetraro

"Hace mucho tiempo que se viene trabajando y entrenando duro para crecer, llegar a los Juegos y cumplir nuestro objetivo", dijo el abanderado.

25.07.2021 09:10

Lectura: 3'

2021-07-25T09:10:00
Compartir en

Por Andrés Cottini

Un grito a corazón pleno se escuchó en las instalaciones del Sea Forest Waterway pasando unos quince minutos de las 10 de la mañana: "Uruguay nomá".

Era la voz de uno de los dirigentes de la delegación celeste festejando la clasificación de Bruno Cetraro y Felipe Klüver a las semifinales del doble par ligero, tras finalizar terceros en el repechaje.

Puños apretados, el llanto incontenible de emoción de Bruno Cetraro, los brazos arriba de Fernando Ucha, presidente de la Federación y la alegría de haber cumplido con la gran meta que se vino a buscar a Tokio, estar entre los doce mejores.

Con Felipe Klüver absolutamente agotado, al punto que desde la organización le llegaron a ofrecer una camilla para trasladarlo, la felicidad era plena. El abrazo interminable entre los dos deportistas dejaba a las claras un momento digno de recordar.

"Lo logramos", dijo el abanderado de la delegación al llegar a la zona mixta, donde lo esperaba para charlar de lo conseguido: "dejamos hasta lo último, pero lo logramos repitió".

"Fue una regata durísima que planteamos diferente a la de la serie", explicó más tarde: "la idea era estar siempre ahí, venir a tiro y en la levantada final conseguir uno de los tres lugares, como pudimos hacerlo", expresó.

Entre lágrimas, esas que fluyen desde la más pura emoción de la felicidad, Cetraro expresó: "hace mucho tiempo que se viene trabajando y entrenando duro para crecer, estar acá, entregarse y que salga esto es increíble"

"No hay sentimiento que lo explique", dijo más tarde, teniendo en cuenta que al asegurar su posicionamiento entre los 12 mejores del remo, ya se convirtió en el mejor resultado en las cuatro participaciones que presenta el doble par ligero en el historial olímpico.

"A nadie se le puede cortar las alas para soñar", aseguró en referencia a las semifinales pautadas para la noche del martes (23:10 horas) de nuestro país: "los tres primeros irán a la final por las medallas y los restantes a la regata por posiciones finales (7º al 12º). Creo que venimos trabajado duro para dar lo máximo y vamos a ir por más".

"Fácil no hay nada, pero vamos a poner todo lo que tenemos a disposición de la regata. Esto es hasta el final", culminó diciendo.

Un saludo a la distancia, una sonrisa compartida y la charla con Borchi para corregir detalles y comenzar la recuperación, fueron cerrando un día donde el remo volvió a poner otra cuotita de su acostumbrada forma de brillar.

Ahora vendrán Polonia, Noruega, Alemania, República Checa y Canadá en una semifinal durísima, pero estos dos remeros ya nos invitaron a soñar, así que: ¿Por qué no hacerlo?.

Por Andrés Cottini