Contenido creado por José Luis Calvete
Fútbol uruguayo
Final infeliz

Ignacio Laquintana: Marcelo Tejera y su cronología sobre el pase a Peñarol que no fue

“Si tenía que hipotecar mi casa para que Nacho firmara, lo iba a hacer”, explicó el contratista, y cree que “Defensor se arrepintió”.

19.04.2021 08:47

Lectura: 7'

2021-04-19T08:47:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Un día después de que Defensor Sporting emitiera un comunicado explicando sus razones por las que no aceptó ceder a Peñarol a Ignacio Laquintana, quien estuvo entre las 12 y las 20 horas en distintas instalaciones del club aurinegro esperando para firmar junto a su representante, Marcelo Tejera, fue el contratista quien respondió y dio su versión en un extenso diálogo con el programa ‘Polideportivo' de Canal 12.

De préstamo gratis a préstamo con cargo: "Lo pagaba yo"

"El jueves de tarde estaba la posibilidad de que Laquintana fuera a Peñarol, por lo que me comuniqué con un dirigente de Defensor (Hugo Díaz). Primero estaba la opción de que fuera la compra de un porcentaje, a lo que Defensor dijo que no porque le parecía insuficiente, y no se siguió avanzando. A las dos horas se le planteó a Defensor la posibilidad de un préstamo y de noche me enviaron un mensaje diciéndome que la Directiva aceptó el préstamo gratis. Hablé con Cedrés, me llamó Bengoechea y lo llamé a Laquintana para decirle", narró.

"Bengoechea me dijo de hacer todo rápido porque no había tiempo de anotarlo en la Sudamericana. De madrugada (ya siendo viernes) el mismo dirigente de Defensor me mandó un mensaje diciendo que había gente dudando de un préstamo. ‘Yo ya no sé qué hacer. Esto está incontrolable', me dijo. Lo llamé para ver cómo hacía. Yo había quedado shockeado y no podía decírselo a Nacho", recordó.

"El viernes de mañana fui a hablar con Fadeuille y Acevedo y de ahí me fui al CAR a explicarle a Cedrés lo que había pasado porque estaba yo en el medio. Cuando le expliqué, tipo 10:30, se comunicó con un dirigente de Defensor y arreglaron que había que pagar el préstamo. Hablé con Peñarol y me dijo que no estaba en condiciones de hacer frente al préstamo, por lo que les dije que yo me hacía cargo. Defensor dice que le cambiaron las condiciones, pero el jueves de noche era préstamo gratis y de mañana era con cargo. Me cambiaron las condiciones pero para no desilusionar al chiquilín, yo me hacía cargo. De esto hay testigos", expresó.

Chequeo médico, charla con Larriera, foto con la camiseta y una firma... que nunca se dio

"Llamé a Laquintana para que se revisara con el médico de Peñarol en el CAR. Habló con Bengoechea, con Cedrés y hasta con Larriera, que estaba terminando el entrenamiento. De ahí teníamos que ir al Palacio Peñarol a firmar, todo con el aval de Defensor. Algunos decían que lo secuestré y que fue sin permiso, pero Peñarol no iba a aceptar que entrara un jugador a revisarse sin el aval del otro club", explicó.

"Cuando llegamos al Palacio firmamos el préstamo que tenía que firmar el chiquilín, a eso de las 14 horas. Justo estaba el encargado de prensa y le sacó la foto con la camiseta para publicar en las redes cuando se cerrara. Faltaba que firmara alguien de Defensor. Ney Castillo no podía porque estaba con un problema de salud en Punta del Este. Pero tanto él como Fleurquin siempre mostrando disponibilidad para todo porque era una oportunidad para todos y para Laquintana, que es el mayor afectado en esto", agregó.

"Volvimos al club a hacer la firma digital porque no daban los tiempos. Cuando mandaron el documento, Defensor dijo que había un 15% que no estaba hablado. ‘Fijate que nosotros no les vamos a ceder nada', me dijeron. Yo les expliqué que no le estaban cediendo. Los que estamos en el fútbol sabemos que ni Peñarol ni Nacional te van a mostrar nada gratis. Yo estoy casi seguro que les trasladé que Peñarol por mostrarlo tenía que quedarse con algo y ellos reconocieron que es lo más lógico", señaló.

"Peñarol lo iba a poner a jugar el Campeonato Uruguayo, la Copa Sudamericana y la Libertadores 2022 en caso de que Defensor no suba. Para Defensor, para Laquintana y para Tejera era un negocio redondo para todos lados. El único que invertía era yo, pero no me importaba", sostuvo.

"Si tenía que hipotecar mi casa para que firmara, lo iba a hacer"

Tejera y el jugador ofrecieron bajar el 15% que debía ceder Defensor Sporting a un 5%, descontando parte de sus porcentajes (Defensor Sporting tiene el 50%, Tejera el 20%, Laquintana el 20% y Juventud Unida de Paysandú el 10% restante), pero la gestión tampoco prosperó. "Mi conclusión es que Defensor en el correr de la tarde se arrepintió de que Laquintana fuera a Peñarol y se iba a agarrar de cualquier cosa", opinó.

"El último intento que hicimos fue a las 19:30. Estábamos Laquintana, el abogado de Peñarol Camilo Castro y yo. Se le mandó una carta a Defensor y hablé con Ney Castillo para ver si era posible que Defensor firmara que el jugador se pudiera anotar en la Sudamericana, pero que Peñarol tenía tres días de plazo para negociar. Si en esos tres días el club no estaba de acuerdo, se caía todo. Ahí la respuesta también fue negativa, por lo que nos dimos cuenta de que no había manera", recordó.

"Si tenía que seguir cediendo porcentajes y si tenía que hipotecar mi casa para que Laquintana firmara, lo iba a hacer. Pero ya vi que no había quórum del otro lado. Y la fácil es pegarme a mí. ¿A quién le iban a pegar? A Peñarol no porque hizo las cosas bien. El chiquilín, pobre, es un rehén de la situación. Y el que está en el medio es Tejera, que es el único que realmente hizo todo para que saliera el pase junto con el jugador", agregó.

"Supongamos que Defensor tiene razón, que no estaba el 15% y que se descolgó Peñarol con eso. ¿Cómo te van a mostrar un jugador gratis? En ninguna parte del mundo pasa. Si yo quiero vender en la feria de Tristán Narvaja pero la de Villa Biarritz es mejor, el que maneja la de Villa Biarritz me va a pedir algo", reflexionó Tejera.

"El principal afectado es Laquintana"

Varias veces durante la nota dijo que el delantero de 22 años es "el principal afectado". "Lo que verdaderamente me preocupa ahora es Laquintana. Yo puedo entenderlo porque en el fútbol estas cosas pasan, Peñarol y Defensor tienen más jugadores, pero lo de Laquintana es él y yo no estoy en su cabeza", indicó.

"Si yo le hubiera que estaba por cerrarse y al final no salió, no lo afectás tanto. Pero cuando el chiquilín va, se hace la revisión médica, habla con el técnico y se saca la foto con la camiseta del club, ¿cómo le digo a Nacho que van a salir las cosas? ¿Cómo remonto esto?", se preguntó.

Por último, aclaró que cuando habla de Defensor Sporting "es mucho más que siete dirigentes". "De los 12, hubo cinco que hicieron todo lo posible para que esto saliera, y otros que no querían. Yo me crie en Defensor y quiero al club, pero no me representan esas seis personas que priorizaron no sé qué y que pueden privarle al club de hacer un buen negocio", concluyó el contratista.

 

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy