Fútbol uruguayo
Otro desafío

Favaro dirigirá a Fénix

Eduardo Favaro fue confirmado como nuevo director técnico de Fénix, y comenzará a hacerse cargo del plantel desde el próximo lunes. Después de haber entrenado a Rampla Juniors y sin poder salvar al equipo del descenso, el Lolo volverá al ruedo en el Albivioleta, que arranca complicado.
07.07.2012 10:20


Juan Ramón Carrasco fue el primer elegido, pero las diferencias económicas lo mantuvieron lejos del club. Después de varias reuniones, la directiva se decidió por Eduardo Favaro, quien comenzará a trabajar el lunes con el equipo que comenzará complicado en el descenso.

El Lolo, con contrato vigente en Rampla hasta el 30 de julio, prefirió seguir en Primera división, aunque es consciente de que dirigir al Albivioleta en la situación actual es un enorme desafío.

El cuerpo técnico quedará conformado por Fabián Martínez, Sergio Panzardo y Lorenzo Carrabs, quien se hizo cargo del equipo en las últimas fechas del Clausura.

La previa

En declaraciones a Sport 890, Eduardo Favaro había confirmado que existieron reuniones. "Fue una charla para conocernos más. Evidentemente ellos saben quién soy yo y yo sé lo que hace Fénix en su proyecto", explicó el Lolo, pero entendió que es bueno hablar personalmente para conocer las expectativas de cada bando, y también los intereses.

"Quedaron de definir en estos días", contó el DT, quien informó que la directiva también ha llevado a cabo otros encuentros con los otros sondeados. "Está bueno que los equipos, cuando no tienen a alguien definido, tengan charlas previas con los candidatos", manifestó, porque "entiendo que los proyectos tienen que ser de las instituciones, porque los técnicos, si les va mal más de tres partidos, se tienen que ir".

"En la parte deportiva conocía cómo se mueve Fénix, hay un buen plantel", expresó desde el punto de vista personal, mientras que "en la parte económica no hablamos mucho; tiré una cifra y quedaron en contestarme".

Favaro fue el último en hacerse cargo del equipo de Rampla Juniors, y no logró salvarlo del descenso, una experiencia que le dejó solamente eso, "la experiencia". "Me llevó a agarrar por la insistencia de ellos", dijo, y "pensé y pienso que tenía un buen plantel; capaz que hubo demasiado presión externa, la gente estaba muy exigente, los jugadores entraban muy nerviosos", analizando los motivos de haber perdido la categoría.