Contenido creado por Alberto Sobrero
Fútbol Internacional
Enviciado

Exjugador de Sao Paulo: "Vendí la medalla de campeón del mundo y me lo gasté en cocaína"

"Estuve 13 años enganchado a la cocaína, es una enfermedad lenta, progresiva, incurable y fatal. Casi me mata”, dijo Flavio Donizete.

25.05.2020 14:44

Lectura: 2'

2020-05-25T14:44:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Flavio Donizete comenzó su carrera en 2004 cuando debutó en la primera del Sao Paulo de Brasil. Logró coronarse campeón de la Copa Libertadores y del Mundial de Clubes en el 2005 junto al defensor uruguayo Diego Lugano.

Donizete puso fin a su carrera en 2019 y confesó que no la terminó de la mejor manera porque gran parte del dinero que ahorró se lo gastó en cocaína. "Cuanto más dinero tenía, más drogas quería", dijo en una entrevista a Globoesporte.

El zaguero explicó que no iba a ser tenido en cuenta para jugar el Mundial de Clubes en Japón, pero por un guiño del destino tuvo su oportunidad: "No estaba convocado, me iban a ceder, pero en el último entrenamiento se lesionó un compañero y me inscribieron a última hora".

En esa oportunidad, Sao Paulo venció al Liverpool por 1-0 y Donizete logró quedarse con la medalla de campeón del mundo.

En 2009 finalizó su vínculo con el club paulista y, a su vez, aumentaron sus problemas: "Tenía dinero, un auto, le había arreglado la casa a mi madre y en 2010, por primera vez, probé la coca", dijo el brasileño.

"Al principio consumía cocaína con moderación, pero poco a poco se hizo fuerte en mi vida y empecé a perder todo. Perdí todo, todo, todo. El dinero ahorrado lo gastaba en drogas. Mañana, tarde y noche consumía. No estaba sin drogas por nada del mundo", comentó.

Donizete contó lo que hizo con la medalla de campeón del mundo obtenida el 18 de diciembre de 2005: "Después de haber conocido la cocaína vendí la medalla. Lo hice por 7000 reales. Cuando recibí el dinero, lo usé casi todo en cocaína. El primer gasto fueron 1000 reales y me lo terminé en dos días".

"Estuve 13 años enganchado a la cocaína, es una enfermedad lenta, progresiva, incurable y fatal. Casi me mata", aseveró el exfutbolista de 36 años, quien ahora es jardinero. Además, concluyó que hace un año que no se droga.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy