Curiosidades
Fuera de control

Este es uno de los errores más grandes cometidos por un guardameta

Sean Johnson, cancerbero del equipo de New York City, vivió este fin de semana uno de los puntos más bajos de su carrera.
15.04.2019 10:31


El curioso episodio ocurrió este fin de semana en el partido que enfrentó al equipo neoyorquino contra el Minnesota, que terminó empatado 3 -3.
En un momento en que el juego estaba igualado en dos tantos por bando, Johnson recibió un sencillo pase atrás de un compañero, e involuntariamente se encargó de convertirlo en un gol en su propia red.

Tal como se aprecia en las imágenes, si simplemente hubiera dejado pasar la pelota sin tocarla, esta habría salido por línea de fondo, generando un tiro de esquina. Sin embargo, intentó detenerla con la cara externa de su botín derecho, y anotó un gol que dio la ventaja parcial a sus rivales.