Entrevistas
Quiere celeste

Enrique Saravia, del fútbol a la política

“Cuando jugaba al fútbol ya me criticaban. Estoy acostumbrado”, dijo a Montevideo Portal Enrique Saravia, candidato a diputado por el Espacio Celeste, que habló sobre su incursión en política, sobre Gustavo Torena y algunos temas vinculados a la actualidad del fútbol.
05.05.2014 18:10


"Esto arrancó el año pasado en una comida, como en definitiva arrancan la mayoría de las cosas. Había gente del carnaval, del básquetbol, del fútbol. En ese momento todos dieron su opinión. A los pocos meses nos volvimos a juntar y ahí nació la idea de armar una lista. ¿Por qué no? ¿No puede ser?", así explica Enrique Saravia el surgir del Espacio Celeste, agrupación política integrada al Espacio 609.

Presidente de la Mutual de futbolistas desde hace una década, cargo que ocupó después de haber sido jugador profesional por más de quince años en distintos clubes de nuestro país y del exterior, el nombre de Enrique Saravia irrumpió en los medios a mediados de marzo, como una de las figuras vinculadas al deporte que encabezaría este nuevo movimiento político dentro del Frente Amplio.
El viernes 2 de mayo, finalmente, se efectivizó el lanzamiento de la lista 906, con un acto frente a la sede de operaciones del Espacio Celeste, ubicada en Burgues y Espinillo. Allí, Montevideo Portal conversó con Saravia.

Salimos

"En definitiva se concretó lo de la lista. Se aportaron ideas de la gente de la cultura, del carnaval y del deporte, porque pensamos que ahí es donde la juventud y los niños aprenden a ser personas, antes que nada. Después si llegan o no llegan a ser profesionales eso es indistinto", señaló al explicar su decisión de abordar esta nueva experiencia.

El dirigente gremialista se postulará como diputado, en lo que será su primera incursión en una campaña electoral. Junto a José "Gato" Morgade, gerente de DAECPU e histórico director de la murga Reina de la Teja, encabeza una lista donde aparecen varios carnavaleros y adhieren ex deportistas de distintas disciplinas.

"Había mucha gente, se manejaban muchos nombres. Y en una de las comidas surgió, por lo que había hecho en la Mutual, que fuera yo el que encabezara la lista. En su momento me sorprendió. El hecho de ser elegido por gente que yo veía de niño -como Morgade- me impulsó y me dio ganas de meterme en esto", dijo.

"Esto" es la política, algo en lo que, apuntó Saravia, "inconscientemente, como gremialista, muchas veces ya he intervenido, teniendo que manejar políticamente algunas situaciones del fútbol. Sabemos que esto es más difícil, pero como le digo a los muchachos: no hay que calentarse. En esto hay que pensar y solo pensar en lo nuestro. De ahí no queremos salir. Que no sea otra cosa que apuntar al objetivo que se armó con los distintos compañeros".

En la proclama del acto inicial, uno de los puntos más mencionados fue la idea de establecer un sistema nacional de integración del deporte. "A través del fútbol tuve la suerte de estar en muchos lados y como deportista siempre me preocupé de ir a distintos lugares, no solo las canchas. He visto en varios países proyectos que además de hacer al deportista hacen a la persona", afirmó Saravia, que en el mismo sentido habló del caso de los Juegos Olímpicos y la escasa participación de deportistas uruguayos. "Vemos un grupito de 20, 25 máximo, siempre. Creo que acá si los trabajamos, principalmente desde la niñez, muchos más podrían llegar a los Juegos. Además sabiendo que esos deportistas que llegan a la elite se trasforman luego en referencia para la juventud".

Otro asunto que el Espacio Celeste enfatiza en su propuesta es el que apunta a tener un sistema jubilatorio para los deportistas. "Hace años que presentamos un proyecto, que lo tienen los italianos, que se llama fondo de retiro. Le ha pasado a varios uruguayos que fueron y jugaron en Italia, sin importar la cantidad de años. Una vez estaba en un congreso internacional y el gremio de Italia me hizo llegar una carta con una lista de nombres, explicándome que tenían que hacer un trámite en el consulado italiano acá en Uruguay. Como esos jugadores aportaban cada tantos meses cuando estaban allá, de lo que se les descontaba por impuestos el Estado les devolvía un porcentaje. Este fue uno de los sistemas que presentamos para el fútbol y ahora queremos llevarlo al Parlamento. La mayoría de los jugadores uruguayos que pasaron por Italia se enteraron luego que tenían ese fondo para cobrar. Queremos implementar esto en el Uruguay, así cuando uno termina su carrera se puede hacer de un dinero para invertir en algo y seguir subsistiendo", destacó.

Son las luces del estadio

Desde que se conoció el nacimiento de un sector político que nuclearía a gente del fútbol y el carnaval, sus referentes pasaron a estar en la vidriera mediática. "Lo tomo tranquilo porque cuando jugaba al fútbol ya me criticaban. Estoy acostumbrado. Por ahí algunos muchachos lo toman de otra manera. Sé bien lo que es estar ante 60.000 personas en un estadio, uno tiene que estar concentrado en lo que va a hacer. No te podés distraer por lo que digan o porque te peguen. Eso quizás tenga que inculcárselo a algunos de los muchachos. A veces hablan con el corazón y se enojan. Creo que hay que llevarlo de la mejor manera posible y apuntar al objetivo. Sé que si logramos llegar a donde queremos, podemos hacer varios cambios", apuntó.

En el mismo sentido, se refirió a quien es quizás el más expuesto de los miembros del Espacio y uno de sus impulsores, el famoso "Pato celeste". "Gustavo Torena es un compañero más que trata de aportar sus ideas. Lamentablemente en un nuestro país, cuando cometés un error, te siguen pegando de por vida. La otra vez le dije a un periodista: 'a mí no me vas a venir a decir lo que es la vida de Torena, porque lo conozco y la sé de principio a fin'. Yo también estuve preso, ¿y por eso me van a juzgar toda la vida? Me dicen que son cosas distintas, que yo estuve preso por otra cosa, pero en definitiva estuve preso como cualquier otro. Es un error que uno comete en la vida, nadie está libre. Le puede pasar a cualquiera. Ahí es cuando te tenés que hacer más hombre. Porque tenés una familia, tenés hijos y después hay que mostrarles un camino de bien dentro de la sociedad".

Respecto a la compatibilidad de su cargo como presidente de la Mutual y la posible banca en Diputados, Saravia explicó que los estatutos de la gremial no le impiden la simultaneidad de funciones. "Se puede, pero llegado el momento habría que ver con el resto de los compañeros, que hoy no quieren que me vaya. Esa es una de las cosas que me satisfacen, porque se ve lo que se ha hecho, lo que se ha logrado en estos diez años y medio al frente del gremio. Quizás les cueste pensar que no siga como presidente pero hay que trabajar para dejar gente formada que piense igual y que en el futuro siga el mismo camino que intentamos en estos años".

El fútbol, siempre el fútbol

Saravia también se refirió a la ratificación que la Mutual realizó de una denuncia contra la Conmebol presentada en diciembre de 2013 por el presunto manejo delictivo de sus finanzas.
"Los clubes fueron los que vinieron a hablar con nosotros para ratificar la denuncia en Conmebol. Nos dieron una carpeta que ellos habían recibido. Lo tratamos en directiva, se constató la diferencia que había de dinero y, como nosotros defendemos al jugador, seguimos para adelante, más sabiendo que estamos en un fútbol pobre", dijo.

"Fue lógico que tuviéramos que volver a sentarnos con los dirigentes para decirles que nos habíamos embarcado en un proyecto presentado por ellos y que después ellos se habían bajado. Nos dijeron que había sido de pública notoriedad que los presionaron. Habían suspendido a los presidentes por sesenta días, estaba la amenaza de que los clubes no podrían jugar copas internacionales y ese fue el motivo por el que no siguieron con el tema. Pero como nosotros no tenemos nada que ver con la Conmebol apostamos y seguimos en esta senda que creemos que en el futuro se va a ver reflejada en una mejora para los equipos uruguayos", agregó.
Saravia tiene claro también que la situación implica un riesgopara los clubes que ya tienen un expediente abierto por el tribunal disciplinario de Conmebol. "No sé cómo va a seguir. Ya tuvimos que ir cuando se ratificó la renuncia con el juez y la fiscal. Fui yo mismo a declarar y la pregunta que me hicieron era si sabía por qué los clubes no seguían adelante y fue por los motivos que mencioné".

Otro de los temas vinculados al fútbol que Saravia tuvo que analizar recientemente fue la propuesta de los clubes de que el número de equipos en Primera ascienda a veinte a partir del próximo campeonato. "Nosotros les dijimos que estaba bien, que no había problemas, al contrario. Mejoraría el fútbol de nuestro país porque somos el fútbol que juega menos en el mundo. Acá se juegan 30 partidos en el año y de esa manera habría más competencia", opinó.
"Ahora, le preguntamos a los clubes ¿cuál es el formato? ¿Cuáles serían los clubes? Quizás no todos podrían soportar el sistema económico. Esa fue la pregunta del millón. Entonces nos dijeron que se tendrían que sentar a negociar nuevamente con la gente de la televisión", redondeó Saravia, siempre de hablar pausado y tranquilo, en total oposición al ritmo de un año que, entre la política y el fútbol, lo mantendrá de agenda completa.

Montevideo Portal / Luis Silva