Fútbol Internacional
Prematuro adiós

El delantero uruguayo Diego Ifrán anunció su retiro del fútbol a los 30 años

“Me siento con la ambición de disfrutar de la vida en mis otras pasiones como la familia, amigos, el pueblo, el campo, los caballos; vivir”, explicó.
08.08.2017 10:08


Diego Ifrán cerró su carrera profesional como futbolista mucho más rápido de lo que podía imaginarse. Con 30 años recién cumplidos y experiencia internacional, rescindió contrato con el Sporting Cristal de Perú en los últimos días de julio, y en las últimas horas anunció que no seguirá jugando al fútbol.

“He decidido cerrar un ciclo en mi vida que me hizo aprender, soñar, luchar, extrañar, me dejó muchos amigos, me ayudaron muchos compañeros, y sobre todo llegué a cumplir más de lo que yo me imaginaba; siendo un niño soñando con jugar en Peñarol, poder haber ido a jugar a Europa, volver y estar en la inauguración del Campeón del Siglo y al mismo tiempo saliendo campeones uruguayos, fue el primer sueño que tenía y gracias a todo el camino recorrido se pudo hacer realidad”, escribió en su perfil de la red social Facebook.

El atacante nacido en Cerro Chato surgió en Fénix y en 2008 pasó a Danubio, donde anotó 27 goles en 45 partidos y llamó el interés de equipos europeos. Pese a una importante lesión de ligamentos cruzados en su rodilla izquierda cuando aún militaba en filas franjeadas, llegó a la Real Sociedad en 2010 durante su período de recuperación y hasta comienzos de 2014 apenas pudo marcar siete tantos en 57 cotejos. El más recordado fue el que le marcó al Barcelona el 30 de abril de 2011 para iniciar la remontada y ganarle 2-1.

Volvió a lesionarse en la misma rodilla y su continuidad ya no fue la de antes. Estuvo a préstamo en Deportivo La Coruña primero y luego en Tenerife, donde recuperó el instinto goleador (11 conquistas en 28 fechas). Tras esa campaña en 2014/15 volvió al país para jugar en el club del que es hincha. En Peñarol estuvo un año, anotó cinco goles en 21 encuentros y se fue campeón. Tras quedar libre de los aurinegros recaló en Sporting Cristal y también fue campeón.

“Obviamente luego de muchos tropiezos, lesiones, etc, hoy no me siento con fuerzas y con esa ambición futbolística que tuve desde que empecé. Hoy me siento con la ambición de disfrutar de la vida en mis otras pasiones como lo son mi familia, amigos, el pueblo, el campo, los caballos, vivir … vivir sin tener compromisos de fechas, de presión, de ser libre en lo que hago y empezar a disfrutar de todo esto que me perdí de hacerlo durante estos casi 15 años”, explicó.

“Y sin más que decir agradecerles a todos aquellos que me siguieron, me apoyaron, me ayudaron y mucho más a que esto haya sido más que un sueño recorrido durante mucho tiempo. Pero al final, feliz es el que tiene tiempo de poder disfrutar de lo que uno tiene, hace y disfruta. Y allá voy a disfrutar de lo otro”, concluyó Ifrán.

Temas relacionados: