Fútbol uruguayo
Se plantó y se fue

Damián Macaluso: “en Juventud no se están respetando los valores del futbolista”

“Con 37 años me estaba bañando tres veces por semana con agua fría”, lamentó Damián Macaluso, quien rescindió contrato con el club.
23.07.2017 09:48


Damián Macaluso, Leandro Ezquerra y Roberto Hernández se desvincularon de Juventud de Las Piedras esta semana por marcadas discrepancias con Yamandú Costa, máximo directivo del club.

“El jueves rescindí con Juventud pese a que me quedaba un año y medio más de contrato. No estaba de acuerdo con muchas cosas que se estaban viviendo en el día a día”, comentó a Radio El Espectador el experimentado zaguero de 37 años, quien detalló los problemas.

“El lunes pasado estábamos citados para comenzar la pretemporada. Nos presentamos normalmente y el cuerpo técnico nos planteó de hacer dobles y triples horarios en estas dos semanas. Nosotros, como venimos con atrasos y algunas condiciones que no son las adecuadas para entrenar, decidimos con el grupo no hacer los dobles horarios”, dijo.

No me fui por la deuda, sino por la forma y el trato

“El plantel planteó que esa plata que gastaban (los dirigentes) en hacer la pretemporada la utilizaran para achicar alguna deuda que tenían. El presidente y los dirigentes se negaron y utilizaron términos con los que no estamos de acuerdo. El presidente dijo que las cosas se hacen como él quiere y que el que no está de acuerdo tiene las puertas abiertas de par en par. Así llegué a la decisión de retirarme, como otros compañeros también lo hicieron.

“No me fui por la deuda, sino por la forma y el trato. Si yo debo, me acerco a la persona a la que le debo y le digo que estoy con problemas y buscamos una solución. Capaz que ahí la pienso, apretó los dientes y le doy para adelante. Pero en este caso les dimos pautas para ahorrar un poco de dinero y solucionar un problema, y nos trataron mal”, lamentó.

“Sé que para los dirigentes es muy difícil llevar adelante un club, pero venimos aguantando dificultades y no sólo no nos contempla las deudas que tiene con nosotros, sino que también nos habla mal, como un dictador. Prefiero respetarme a mí mismo como persona y a mis valores. En estos días he dormido tranquilamente y sé que si me cruzo con cualquiera lo puedo mirar a los ojos porque siempre le dije las cosas de frente a todo el mundo”, añadió.

“Ha pasado con una cantidad de funcionarios del club a los que se les adeudaba y los mandaban al seguro de paro si reclamaban. Después en su lugar ponían a otro”, reveló Macaluso.

“Me estaba bañando tres veces por semana con agua fría”

“Uno quiere hacer respetar los valores que tiene el jugador y las condiciones que necesita para entrenar y jugar. No estaban dadas las condiciones. Mi idea no era rescindir el contrato, sino buscar un acuerdo, mediar y encontrar la mejor solución para seguir adelante”, agregó.

“Siempre es el jugador el que tiene que agachar la cabeza cuando alguno tiene una dificultad y no te puede pagar. Los problemas del jugador muchas veces quedan de lado y no se contemplan. En algún momento se tiene que decir ‘basta’ y hacer respetar los derechos del jugador. En Juventud no se estaban respetando y me fui”, insistió.

“El principal protagonista siempre es el que queda más relegado y al que menos se contempla. El jugador últimamente se ha dado cuenta de la cantidad de plata que pasa por el fútbol y la ve pasar. Uno no pide que le paguen más, pero sí tener condiciones mínimas para trabajar; pelotas y agua caliente. Con 37 años me estaba bañando tres veces por semana con agua fría. Cada vez se está haciendo más amateur el fútbol”, opinó.

Por último, dijo que su idea es “seguir jugando”. “Me siento bien física y futbolísticamente. He jugado bastante y con continuidad. Estoy haciendo el curso de entrenador y ya soy gerente deportivo, pero la idea es jugar un rato más porque me siento bien y con ganas”, concluyó.

Temas relacionados: