Contenido creado por José Luis Calvete
Fútbol Internacional
Celebrando la corona

Críticas a los napolitanos por aglomeraciones en los festejos de la Copa Italia

Para el subdirector de la OMS “son irresponsables”. “Ganó el contagio de la felicidad”, respondió el alcalde de Nápoles.

18.06.2020 11:31

Lectura: 2'

2020-06-18T11:31:00
Compartir en

Las celebraciones en Nápoles por la victoria en la Copa Italia de su equipo de fútbol, con decenas de miles de personas en la calles sin ninguna distancia de seguridad a pesar de la obligación debido a la pandemia del coronavirus, despertó numerosas críticas.

El subdirector de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Ranieri Guerra, calificó de irresponsables a los napolitanos por las escenas de aglomeraciones en las calles de la ciudad.

“En este momento no podemos permitirlo, por suerte sucedió en Nápoles, donde el gobernador y el alcalde implementaron medidas estrictas y la incidencia del virus es menor que en otros lugares”, dijo Guerra, entrevistado en el programa Agorà de la televisión publica Rai 3.

“Me duele ver estas fotos”, agregó el experto, que recordó la importancia que tuvo el partido entre el Atalanta y Valencia al principio de la pandemia y todo lo que se trabajó para que los campeonatos de fútbol pudieran reanudarse.

El alcalde de Nápoles, Luigi di Magistris, respondió a las críticas afirmando que ayer “ganó el contagio de la felicidad”.

En la región de Campania, cuya capital es Nápoles, este miércoles se detectó sólo un nuevo contagio y en total desde el inicio de la emergencia se han producido 4.614 contagiados y 431 fallecidos.

En el país, este miércoles se registraron 329 nuevos contagios, las mayores cifras en lo que va de semana, según los datos de la Protección civil.

El número total de personas infectadas asciende en Italia a las 237.828 desde que se decretó la emergencia, el pasado 21 de febrero, con el primer caso de contagio local.

Tras la victoria del Napoli ante la Juventus, decenas de miles de personas salieron a las calles de la ciudad e incluso el ómnibus del equipo que regresaba del partido tuvo que cambiar varias veces recorrido al no poder pasar por las calles, que estaban llenas de fanáticos.

EFE / FútbolUy