Selección
Sangre renovada

Corea del Sur 0- Uruguay 1

La selección uruguaya de fútbol derrotó a su similar de Corea del Sur 1-0 con gol de José María Giménez de cabeza en el Goyang Sport Complex de Seúl. Giorgian De Arrascaeta hizo su debut con la Celeste y fue clave con su ingreso en la segunda parte, aportando la asistencia del único tanto del encuentro.
08.09.2014 09:57


Corea del Sur 0- Uruguay 1
Goles: 69' Giménez
Jueces: Ryuji Sato, Shinji Ochi e Hiroyuki Igarashi (japoneses)
Amonestados: Myeong-Ju Lee
Goyang Stadium, Seúl

Corea del Sur: Beom-Young Lee; Juyoung Kim, Sungyueng Ki y Younggwon Kim; Du Ri Cha (79’ Yong Lee), Chungyong Lee, Myungjoo Lee (60’ Taehee Nam), Jongwoo Park (75’ Kookyoung Han) y Changsoo Kim; Heungmin Son y Donggook Lee (70’ Keunho Lee). Entrenador: Shin Tae Yong.

Uruguay: Martín Silva; Maximiliano Pereira (93' Matías Aguirregaray), José María Giménez, Diego Godín y Martín Cáceres; Camilo Mayada (92’ Mathias Corujo), Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro (62’ Giorgian De Arrascaeta) y Cristian Rodríguez (23’ Álvaro Pereira); Abel Hernández (77’ Diego Rolan) y Edinson Cavani (57’ Cristhian Stuani). Entrenador: Celso Otero.

Uruguay cerró su mini-gira asiática con una nueva victoria, esta vez por 1-0 sobre Corea del Sur. Lejos del rendimiento alcanzado por momentos en el 2-0 sobre Japón, los celestes aprovecharon una de sus pocas situaciones de peligro y luego se mostraron firmes para defender el resultado.

El primer tiempo contó con muy pocas aproximaciones y tuvo al equipo de Celso Otero intentando tener la pelota más que de costumbre, aunque sin profundizar. Si bien hubo buena circulación en zona de volantes, con Nicolás Lodeiro intentando tomar la manija del juego, el balón les llegó poco a Abel Hernández y Edinson Cavani, quienes no pudieron gravitar.

Además, la salida por lesión de Cristian Rodríguez a los 23’ por una dura entrada de un rival llevó al entrenador a colocar a Álvaro Pereira en zona de contención junto a Arévalo Ríos y a desplazar a Lodeiro al costado izquierdo del mediocampo, lo que le quitó participación al sanducero del Corinthians.

Del otro lado, Corea del Sur buscó abrir la cancha con sus dos carrileros y dificultó el juego uruguayo en la faja central, dada la cantidad de volantes que utilizó. El sistema de 3-5-2 le dio réditos en lo defensivo al combinado asiático, pero en ataque le costó pisar el área. No obstante, el local generó las dos ocasiones que hubo antes del descanso, obligando a un cierre espectacular de José María Giménez ante un centro rasante de Du Ri Cha desde la derecha y probando a distancia a Martín Silva con un remate de Son, atacante del Bayer Leverkusen.

El segundo tiempo presentó el mismo tinte monótono del primero hasta que ingresó Giorgian De Arrascaeta a los 17’. El 10 de Defensor Sporting robó un balón en el mediocampo y puso un notable pase profundo que no pudo aprovechar Abel Hernández, quien definió a la carrera y se encontró con el arquero. Casi de inmediato, el debutante celeste volvió a habilitar a la Joya en el área, pero el asistente marcó una posición adelantada finísima.

Poco después de ese sacudón de modorra cayó el 1-0 a los 69’. De Arrascaeta recuperó una pelota que parecía perdida sobre línea final, generó una falta y ejecutó el tiro libre que encontró el cabezazo goleador de Giménez para el 1-0. Esa conexión aérea de dos de los subcampeones mundiales sub 20 del Mundial de Turquía, disputado hace un año, selló el triunfo celeste.

Recién sobre el final Corea del Sur estuvo realmente cerca de igualar, ya con Uruguay replegado sobre su área y cuidando el resultado. Un cabezazo de Sungyueng Ki que se estrelló en el travesaño, segundos después de una gran apilada de Son (la estrella del equipo) que terminó con atajada de Martín Silva, fueron lo más riesgoso en toda la noche en favor de los locales, que intentaron sin éxito vulnerar a una defensa uruguaya que cerró su gira asiática sin goles en contra.