Contenido creado por José Luis Calvete
Selección
Siga, siga

Casales y el fin de semana Tabárez: “Se filtraron medias verdades y afirmaciones erróneas”

“Hubo compañeros del Ejecutivo que tenían decidida la posibilidad de evaluar un cambio y que, tras la reunión, movieron su posición”, dijo.

18.10.2021 10:15

Lectura: 6'

2021-10-18T10:15:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Jorge Casales, integrante del Comité Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), habló del convulsionado fin de semana que se vivió en torno a la continuidad de Óscar Washington Tabárez al frente de la selección. En diálogo con el programa ‘100% Deporte’ de Sport 890 explicó que “en cualquier entidad deportiva cuando se da una serie de resultados malos, y por la forma en que se dan, es lógico que quienes dirigen al club o a la asociación se reúnan a analizar la situación”.

“Jugamos el jueves de noche, el viernes de madrugada llegó la delegación y durante todo el viernes estuvimos en contacto. De noche algunos nos reunimos para tomar la decisión de reunirnos con el cuerpo técnico y analizar la situación juntos. Eso es algo habitual en cualquier ámbito deportivo cuando no se dan los resultados”, señaló.

“Paralelamente a eso hubo una trascendencia y una filtración de opiniones, datos, medias verdades y afirmaciones que eran totalmente erróneas, e hicieron que el asunto pasara a tener una trascendencia casi de política nacional. Lo vimos en la cobertura que tuvo la llegada y salida nuestra y del cuerpo técnico en el Complejo Celeste. Hasta nos contactó periodismo del exterior”, explicó.

La reunión resultó clave para la decisión

Después de la reunión con el cuerpo técnico, que se extendió durante casi dos horas en el Complejo Uruguay Celeste el sábado de tarde, los cinco integrantes del Comité Ejecutivo que se hicieron presentes se quedaron una hora más. “Seguimos reunidos y seguimos hablando, y se siguió con la posición de dar el respaldo al cuerpo técnico”, manifestó, y reconoció que “hubo compañeros que tenían más decidido evaluar la posibilidad de un cambio y que, luego de la reunión y del análisis que se hizo, fueron moviendo un poco su posición”.

En relación a la decisión de ratificar al cuerpo técnico en su cargo, dijo que “la charla fue una de las cosas más decisivas”, pero aclaró que también lo fue “el análisis que se hizo de toda la situación; del fixture que nos queda a nosotros, del que les queda a los rivales directos y de proyectar los puntos que podemos llegar a tener con cierto grado de factibilidad”.

Sobre la posibilidad de ratificar la confianza sólo por los partidos de noviembre por las Eliminatorias, fue claro: “Si seguimos, seguimos hasta el final. Eso no quiere decir que si mañana pasa algo que realmente sacuda las estructuras no tengamos la misma reunión y tal vez el resultado sea otro. Se trata de mantener el contrato como lo teníamos firmado; hasta el final de la Eliminatoria en el caso de no clasificar o hasta el final del Mundial en caso de clasificar”.

Lejos de ver a un cuerpo técnico molesto por la reunión que se fijó, dijo que su percepción “por el ambiente que hubo en la reunión” fue que “no hubo molestia ni incomodidad”. “Fue una reunión de viejos conocidos y de intercambiar pensamientos y preocupaciones para analizar juntos la forma de seguir adelante”, añadió.

Apoyaba la continuidad y vio un cuerpo técnico “con rebeldía para seguir adelante”

Sobre su postura personal, remarcó que siempre estuvo a favor de la continuidad de Tabárez, más allá de que si primaba la postura de algunos compañeros del Ejecutivo “iba a tener que acompañar la posición que se tomara”. “Estaba convencido de que no se podía dejar de analizar que hubo un cambio de fixture y los partidos con Argentina y Brasil quedaron juntos, cuando eso normalmente no pasaba”, señaló.

“Hubo un muy mal partido con Brasil y el cuerpo técnico lo analizó de la misma manera. Hubo un mal segundo tiempo con Argentina, fundamentalmente después de recibir el segundo gol, y creo que si hacíamos las cuentas antes de empezar las Eliminatorias, factiblemente en esa cuenta los puntos con Argentina y Brasil de visitante iban a ser cero”, recordó.

“Me pareció que debíamos hacer otro tipo de análisis, como ver cómo nos fue con nuestros rivales directos. A Colombia le ganamos cuatro de seis puntos y tuvimos una media hora muy buena en Uruguay. Podríamos haber ganado y también perdido en las últimas jugadas, donde Muslera tuvo una muy buena intervención. Con Ecuador repartimos puntos y Chile jugamos uno y lo ganamos. Por lo tanto, más allá de algunos malos partidos, lo que se necesitaba era hablar con el cuerpo técnico, sentir que tenían la suficiente fuerza y rebeldía para seguir adelante, y ver que tenían un correcto análisis de la situación. Si en la reunión me encontraba con otra cosa, factiblemente cambiara de opinión”, argumentó.

El apoyo de los jugadores y los contactos con Diego Aguirre

Consultado por el apoyo de los futbolistas de la selección a Tabárez, dijo que ninguno se comunicó con él “y es totalmente lógico”. “Su comunicación es con Matías Pérez (integrante del Ejecutivo) porque es su colega y en cierta medida se sienten más cómodos hablando con él. Está dentro de un escenario de conversaciones normales que tiene Matías con ellos. Tal vez cuando empezó a trascender todo esto a ellos se les prendieron determinadas luces y pudieron llegar a llamarlo con mayor frecuencia”, reconoció.

“Hasta donde yo sé, si bien esas llamadas existieron y fueron de aliento y apoyo hacia el cuerpo técnico, no tendrían que tener ninguna injerencia en la decisión que toma el Ejecutivo, que es el verdadero responsable de las decisiones en el acierto o en el error. Acá no podemos trasladar la responsabilidad a lo que puedan decir los jugadores”, dijo, y además descartó que haya existido algún llamado oficial a Diego Aguirre.

“Lo hablé con todos mis compañeros y nadie habló con Diego Aguirre. Me consta que es así. Después nos llegó una versión de que había sido una tercera persona para hacer una especie de ayuda, pero realmente nadie del Ejecutivo mandó a nadie ni habló con Diego Aguirre. Sería una falta de respeto hacia este proceso. Lo descarto de parte mía, que tengo una muy buena relación con Diego, a quien conozco hace años”, puntualizó.

Respecto a Diego Lugano y el contacto que pudo haber hecho por su buena relación con Aguirre, fue claro al decir que “lo que pudo haber hecho Lugano o no, es tema de Lugano”. “A mí realmente no me importa lo que haga Lugano. Lo respeto como ex jugador pero creo que no puede tener la más mínima injerencia en un cambio de entrenador. Esta decisión es pura y exclusivamente del Ejecutivo”, concluyó.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy