Básquetbol
Sólo a ganador

Básquet: jugadores de Aguada y el club salieron al cruce de dichos difamatorios sobre apuestas

Se viralizaron audios anónimos respecto a supuestos arreglos de partidos. Dos jugadores acusados dieron su versión y club denunciará.
17.05.2018 11:31


En las últimas horas circularon a través de WhatsApp audios de personas que no se identifican asegurando que dirigentes y jugadores de Aguada arreglan partidos según su conveniencia para obtener réditos mediante sitios de apuestas. En una de las grabaciones se involucra al ex presidente Flavio Perchman como el gran responsable y se lo acusa de haber perdido la ficha de Leandro García Morales en una mesa de póker.

El año pasado, durante el cuarto partido de la serie de cuartos de final que Aguada le ganó a Larre Borges 3-1, un sector de la hinchada exhibió una bandera con la leyenda: "Dirigente$, la pasión no se apue$ta. La hinchada se respeta". Por entonces, hubo quienes acusaron a algunos directivos de haber arreglado el tercer encuentro de esa serie, dados los buenos dividendos que otorgaba un triunfo aurinegro en los sitios de apuestas.

La relación entre la barra y la directiva no es buena hace ya un año y medio por otros motivos, y estas acusaciones llegan un par de semanas después de que dos hinchas ingresaran al vestuario a dejar huevos y banderas hacia los jugadores mientras el plantel no estaba.

Sólo en uno de los audios se pudo determinar quién es la persona que habla. Aguada ya la tiene identificada y tomará acciones. Diego García, uno de los acusados, escribió una carta a través de Twitter y dijo que es "imposible no identificar la voz de una persona que se sienta detrás del banco todos los partidos haciéndose llamar hincha". Tanto él como Miguel Barriola salieron al cruce de las versiones que los involucran.

"Es penoso que se dude de nosotros como equipo, que dejamos horas y horas por la causa", reflexionó Barriola, quien recordó que juega profesionalmente hace 14 años y nunca pasó por algo similar. "Dejando en claro que esto seguirá por las vías correspondientes, a lo único que APOSTAMOS es a dar el máximo todos los días y en cada partido, en el acierto o en el error, pero siempre defendiendo a muerte los colores que representamos", agregó el fraybentino.

"Lo que más me duele es que se haya puesto en duda mi integridad como ser humano, pero sobre todo, para con el deporte. Vivo por y para el básquet, me comprometí y sentí cada remera que vestí desde los cinco años. Respeto tanto una camiseta que el día después que falleció mi padre fui a defender los colores de mi equipo. Hoy soy profesional y gano dinero por ello, pero lo que siempre entendí es que la pasión y la gloria no tienen precio", explicó García.

Temas relacionados: