Contenido creado por José Luis Calvete
Fútbol uruguayo
Toca la Karibe

AUF: Habrá que “flexibilizar testeos” por razones económicas; $ 200.000 por cada plantel

“No descarto la idea del Charrúa, pero hoy para nosotros la discusión de dónde se va a jugar es secundaria”, explicó Gastón Tealdi.

14.05.2020 09:00

Lectura: 4'

2020-05-14T09:00:00
Compartir en

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) sigue trabajando en la creación de un protocolo para la vuelta a los entrenamientos. “El grupo médico de la intergremial del fútbol hizo un borrador que estamos considerando y que seguramente entre hoy y mañana vamos a remitir a todos los clubes para que hagan sus consideraciones”, explicó Gastón Tealdi, vicepresidente de la AUF, al programa Vamos que Vamos, de Radio 1010 AM.

“En función de eso armaremos un documento para presentar a la Secretaría de Deportes, y que la Secretaría de Deportes tramite su autorización ante el Ministerio de Salud Pública. Por lo que nos han dicho, recién están comenzando con el estudio de los protocolos para los deportes individuales, por lo cual estamos en un proceso bastante largo. En el mejor de los casos, y no caprichosamente, establecimos mediados de agosto como fecha mínima para comenzar porque hay cinco fases”, agregó.

Uno de los factores a tener en cuenta será el económico, ya que los testeos de COVID-19 a los que serán sometidos los actores del fútbol implican un desembolso difícil de afrontar. “Deberá admitir algún tipo de flexibilidad, sobre todo por la realidad de los costos. Los cálculos son que para cada plantel cuesta unos 200.000 pesos y habría que realizarlos cada cuatro o cinco semanas. Son costos bastante importantes. Habrá que conversar con las autoridades para ver cómo se aplica esta parte en particular”, advirtió Tealdi.

La idea del Charrúa: “No la descarto, pero …”

Consultado por la propuesta que se presentó desde el rugby, que ofreció el estadio Charrúa como escenario único para la disputa de los 96 partidos que restan para terminar el Torneo Apertura, dijo que “es bienvenida” y aclaró que desde la AUF son “muy amigos de la gente del rugby”. “No la descarto, pero tenemos que considerar algunos factores”, aclaró.

“Para cualquier solución hay que evaluar los pros y las contras. Le veo algunas cosas positivas en función de que es un estadio muy bien aggiornado. Después de la inversión que se hizo para el Mundial femenino sub-17 quedó un escenario espectacular. Tener un escenario único donde se puedan televisar todos los partidos es una muy buena idea, pero también hay que considerar que los futbolistas vienen de un parate bastante importante y entrenarán en césped natural. No es sencillo pasar al artificial. Y además hoy en el Charrúa hay personas en situación de calle y son sospechosas de tener COVID-19. Disponer ahora todo este protocolo y exponer a los equipos podría ser contraproducente”, manifestó.

“Algunos compañeros y periodistas lo tomaron como que era la solución al problema que estamos viviendo y a partir de la semana que viene tendríamos fútbol. Está bueno considerar el lugar donde se va a jugar, pero el tema es llegar al momento en el que vamos a empezar a competir nuevamente. Hasta ahí hay un largo trecho y es en lo que estamos trabajando. Después consideraremos dónde vamos a jugar y cuáles serán las medidas sanitarias. Debemos ir paso a paso, con responsabilidad y tranquilidad, y sobre todo priorizando la seguridad y la salud de los jugadores, cuerpos técnicos, dirigentes, funcionarios y todos los allegados”, dijo.

“Hay otros escenarios que pueden cumplir esas condiciones, como el Estadio Centenario, el Campeón del Siglo, el Parque Central, el Parque Viera o el Franzini. Hoy para nosotros la discusión de dónde se va a jugar es secundaria”, concluyó.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy