Fútbol Internacional

Medalla y beso

Miguel Russo: "Continuidad como la de Pekerman y Tabárez potencia a los equipos"

"La clasificación te da un gran paso para jugar un Mundial bien, no tengo dudas de que aquí en Sudamérica es así y los equipos se potencian", dijo Russo.
11.10.2017 21:26

El entrenador del equipo colombiano Millonarios, el argentino Miguel Ángel Russo, valoró el trabajo de Colombia, Perú y Uruguay, selecciones que le dieron continuidad a los técnicos José Pekerman, Ricardo Gareca y Óscar Tabárez, para lograr el objetivo del boleto a Rusia y de la plaza a la repesca en el caso de la Blanquirroja.

"La clasificación te da un gran paso para jugar un Mundial bien, no tengo dudas de que aquí en Sudamérica es así y los equipos se potencian. También tiene que ver con las continuidades, la de Tabárez, la de Pekerman, uno tiene que hacer un paréntesis ahí. Perú apostó a una continuidad con Gareca, aún en los momentos más difíciles", detalló en una conferencia de prensa en Bogotá.

Russo también felicitó a Colombia por su clasificación al Mundial de Rusia 2018 luego de empatar 1-1 con Perú en Lima porque habla "de un crecimiento del fútbol" de ese país.

"Es bueno que Colombia esté en un mundial por segunda vez consecutiva".

Asimismo, hizo un análisis de la selección argentina y expresó que la clasificación al Mundial era lo que le faltaba al fútbol de su país para organizarse después de haber manejado "mal" las eliminatorias.

"Creo que un país en el que el fútbol se vive de esta manera no merece estar desorganizado y seguro que se va a organizar porque esto era lo que le faltaba", manifestó Russo.

El técnico de Millonarios, campeón de la Copa Libertadores de 2007 con Boca Juniors, afirmó que la Albiceleste se manejó "mal" con los cambios de entrenadores y de presidente en la asociación de fútbol y eso la llevó a que sólo lograra definir su clasificación al Mundial en la última fecha.

"Uno en definitiva tenía la tranquilidad de que Argentina es muy difícil, pero uno cuando mira todo lo que pasó y cómo llegamos ahí sí (siente) no miedo, sino una desazón", agregó.