Fútbol uruguayo
Paladino paladín

Mesa Ejecutiva: Progreso nombró persona no grata al representante de Nacional

Hugo Pío insinuó que "factores ajenos al fútbol" podrían haber intervenido para favorecer la fijación del Paladino.
22.02.2018 13:21

Progreso será local frente a Nacional en la quinta fecha del Apertura el domingo 4 de marzo y su intención era ser local en su escenario, el Parque Abraham Paladino. Sin embargo, no cumplió con los requisitos exigidos, por lo que los gauchos fijaron el Parque Nasazzi para recibir a los tricolores.

Antes de que esa determinación se hiciera oficial, hubo inspecciones al Paladino para chequear el aforo. Tras una primera inspección de la Intendencia de Montevideo que determinó que no se llegaba a los 5.000 lugares, hubo una segunda recorrida de la comuna que llegó a la misma conclusión.

Tras la segunda inspección, y antes de recibir los resultados de la misma, se refirió al hecho el representante de Nacional en la Mesa Ejecutiva de Primera División, Hugo Pío. En diálogo con el programa de la 970 AM 'La Oral Deportiva', contó que la capacidad determinada por la IM en el primer informe era de 2.048 espectadores.

"Hoy el reglamento general dice que cualquier escenario deportivo, para albergar a un equipo de los llamados grandes, tiene que tener un mínimo de 5.000 localidades habilitadas por la IM. No me da la capacidad para entender cómo, de una semana a otra, podría cambiar en más del 50% la capacidad de un escenario", expresó.

"Si llegara un informe que distara mucho del informe de la semana pasada, me daría para pensar que factores ajenos al fútbol intervinieron para cambiar ese informe. Lo digo con todo el respeto que me merece Progreso. Me sorprendería que el informe de un mismo organismo aumentara la capacidad de un escenario en un 150%", dijo.

Cuando se le preguntó si esos factores externos tienen que ver con el club del que es hincha el presidente de la República, Tabaré Vázquez, Pío no lo confirmó ni lo desmintió.

Un día después, Progreso emitió un comunicado asegurando que Pío "debe rectificar ciertos dichos que lesionan la honorabilidad de técnicos y funcionarios de la Intendencia", lo acusó de "provocar una discusión poco saludable entre parciales de ambas instituciones" y además le retiró la confianza en su cargo en la Mesa Ejecutiva. Por último, lo nombró "persona no grata".

Temas relacionados: