Con doblete del centrocampista Bruno Henrique, Palmeiras goleó por 3-0 a Junior de Barranquilla en Colombia. El partido marcó el reencuentro dentro de una cancha de fútbol de Matías Mier y Felipe Melo, luego de que en la pasada Copa Libertadores protagonizaran una pelea en el Campeón del Siglo.

Este resultado le permite al club brasileño ser el líder del grupo 8, en el que también están Boca Juniors y Alianza Lima, que igualaron 0-0.

Los brasileños aprovecharon al máximo la expulsión temprana del defensor Germán Gutiérrez, que se retiró tras una brutal patada antes de los 10 minutos de juego. La incidencia recordó a aquella de De Jong en la final del Mundial 2010.

La primera oportunidad del partido la generó el uruguayo Matías Mier que dio un pase a otro uruguayo, Jonathan Álvez, que quedó mano a mano con el portero Jailson pero se perdió la oportunidad de abrir el marcador.

Después llegaron los tres tantos de Palmeiras, dos de ellos de Bruno Henrique, quien había recibido la patada de la expulsión. El restante lo marcó Borja. Nada pudo hacer Sebastián Viera, el otro uruguayo que estuvo en cancha, para evitar la goleada.

Llegando al final del encuentro, Álvez tiró un penal a la tribuna.