Más deportes
Inexplicable

JJOO de Invierno: esquiadora "se coló" en prueba del half pipe, sin saber hacer trucos

La estadounidense Elizabeth Swaney representó a Hungría en PyeongChang pese a no saber hacer grandes trucos, luego de clasificar "hackeando" al sistema.
22.02.2018 10:15

Elizabeth Swaney es una esquiadora estadounidense que compitió representando a Hungría en los JJOO de Invierno Pyeongchang 2018. A sus 33 años, la deportista logró un objetivo que deseaba y por el que trabajó, pero para el que no reunía los méritos suficientes.

Aprendió a usar los esquís cuando tenía 25 años y se nacionalizó húngara, ya que su madre es de aquel país. Aprendió freestyle en Park City (Utah), pero nunca se convirtió en una experta de la disciplina.

Su clasificación olímpica la alcanzó encontrando una brecha en el sistema. Eligió competiciones oficiales con menos de 30 participantes, ya que en esas pruebas las primeras 30 sumaban puntaje simplemente por finalizar la competencia.

Así logró la cantidad de unidades necesarias para llegar legítimamente a Corea del Sur, representando al país materno. Swaney necesitó 13 pruebas para colarse.

"Me he centrado en mi experiencia olímpica, pero también en el halfpipe y tratando de ir más alto cada vez y conseguir más giros", dijo tras la prueba, aunque poco de eso quedara demostrado en su participación.

"Quería demostrar que el esquí freestyle es posible y que nunca es demasiado tarde para entrar en este deporte y ayudar a otros a soñar y progresar en Hungría. Trabajé muy duro para venir aquí y solo hay 24 mujeres en el mundo que podrían estar en esta final. Así que lo uso como motivación. Espero que esta pueda ser una plataforma para inspirar a otros", concluyó.

Swaney finalizó 24ª entre 24 participantes tras dos pasadas sin trucos. Increíblemente, luego de su primera performance logró ubicarse delante de dos competidoras, Caradeux (Francia) y Watabe (Japón), debido a que ellas sufrieron caídas y tuvieron peores puntajes. Al final, todo se acomodó y la húngara cayó al último lugar que tanto merecía.