Fútbol Internacional
Es real

Inglaterra: la realeza analiza boicot al Mundial por el envenenamiento de un ex espía ruso

El Gobierno británico analiza boicotear la próxima Copa del Mundo si se comprueba la implicación rusa en el presunto envenenamiento de un ex espía.
07.03.2018 09:46

El diario "Daily Mirror" señala hoy que se estudia incluso que la familia real británica no vaya en calidad de representación británica al Mundial de fútbol, después de que el ex espía Sergei Skripal y su hija, Julia, fueran hallados el domingo inconscientes en Salisbury, centro de Inglaterra, por el efecto de una sustancia desconocida.

El ministro de Exteriores, Boris Johnson, advirtió que el Reino Unido responderá con firmeza si se comprueba que las autoridades rusas trataron de asesinar a Skripal, quien fue doble agente durante muchos años y trabajó para la inteligencia británica.

"Creo que será difícil ver cómo puede mantenerse la representación del Reino Unido en la Copa del Mundo", dijo Johnson en el Parlamento al referirse a que el Reino Unido considerará todas las medidas posibles como represalia.

En torneos anteriores, el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión a la corona británica y presidente de honor de la Football Asociation (FA) inglesa, representó a su país.

Ni el palacio de Buckingham, residencia oficial de la reina Isabel II, ni el de Kensington, donde vive el duque de Cambridge, han querido pronunciarse sobre si hay planes para que el príncipe acuda al Mundial de Fútbol de Rusia.

La Policía británica investiga el misterioso caso del ex espía y también el origen de la sustancia que provocó la intoxicación. Skripal, según los medios, fue un antiguo coronel del espionaje militar de Rusia, condenado en 2006 a 13 años de prisión por alta traición tras ser procesado por haber colaborado durante años con los servicios de espionaje británicos MI6.

En 2010 fue puesto en libertad en un intercambio de espías rusos expulsados de Estados Unidos, canje que tuvo lugar en una pista del aeropuerto de Viena, en lo que en su día fue uno de los más notorios desde la época de la Guerra Fría.

Skripal fue llevado al Reino Unido, donde se instaló en Salisbury, ciudad conocida por su catedral y donde el ex agente llevaba una vida aparentemente muy tranquila.

EFE l FútbolUy

Temas relacionados: