Fútbol uruguayo
Las disculpas del caso

Eduardo Acevedo dijo que el gesto del dedo "fue sacado de contexto" y se disculpará

"Todos somos humanos y podemos cometer un exabrupto en cualquier momento", reconoció el entrenador de Defensor Sporting tras lo ocurrido en cancha de Rampla.
26.02.2018 14:40

A un día de su debut copero frente a Gremio por la Copa Libertadores, Eduardo Acevedo aseguró que el objetivo de Defensor Sporting "es pasar la fase de grupos". "Mañana es un partido crucial para marcar presencia", comentó el entrenador violeta al programa Las Voces del Fútbol, de la 1010 AM.

"El viaje a Venezuela es un tema complicado, pero es lo que hay. Gracias a Dios estamos en Defensor. El año pasado por la huelga tuvimos que jugar partidos muy seguido y Defensor nos da la posibilidad de hacer buenas recuperaciones, con atención específica para cada jugador. Eso nos permitió pelear el torneo hasta el final y ahí es donde se marca la diferencia sobre los equipos de menor presupuesto", analizó.

"Veo a los equipos más fuertes que el año pasado"

Respecto al torneo local, celebró que el actual "por suerte es un campeonato diferente al del año pasado". "En 2017 Peñarol, nosotros y Nacional le sacamos 33 puntos al cuarto de la Tabla Anual. Nosotros necesitamos cuadros fuertes para que peleen con Peñarol y Nacional. El año pasado éramos nosotros solos", explicó.

"Faltan muchos partidos todavía, pero ya se ve un campeonato diferente. Veo a los equipos más fuertes que en el torneo pasado, sobre todo en las canchas chicas. Ayer por ejemplo vi Fénix-Progreso y noté una intensidad diferente, como la que puso Torque contra nosotros", argumentó el director técnico violeta.

Precisamente en una de las canchas denominadas "chicas" perdió puntos el sábado pasado y protagonizó un hecho polémico y repudiable. Tras el 1-1 frente a Rampla Juniors en el Estadio Olímpico, hizo un gesto con su dedo mayor hacia la platea donde estaban ubicados los hinchas rojiverdes.

El dedo: "un exabrupto" pero "sacado de contexto"

Al respecto, dijo que "no quería hablar" porque "quería hacerlo primero con la presidenta de Rampla Juniors (Isabel Peña)" para dar sus razones y ofrecer sus disculpas. "Todos somos humanos y podemos cometer un exabrupto en cualquier momento, pero el dedo está sacado de contexto. Yo iba haciendo la seña de 'no' con el dedo índice y me equivoqué al cambiar de dedo cuando recibí lo que recibí", expresó.

Si bien no lo dijo, el entrenador recibió salivazos desde la platea cuando se retiraba hacia la zona de vestuarios. "Estoy preparando el partido con Gremio y concentrado con los jugadores. Quiero hablar con tranquilidad con la presidenta de Rampla y explicar mi situación. Tengo a favor que no tengo redes sociales y no lo vivo tanto como otros. Tengo un búnker formado alrededor mío", manifestó.

"Llegado el momento hablaré con Isabel Peña para ofrecerle mis disculpas, como en su momento me llamó Juan Castillo a mí por lo que le dijeron a Guillermo de los Santos en la cancha de Bella Vista. Son cosas que pasan y hay que superarlas. Fue un exabrupto de personas que estamos expuestas y que no somos robots (...) No he tenido antecedentes de este tipo y los que me conocen saben cómo soy", agregó.

"El error lo cometí y ya está. Voy a pedir las disculpas que tengo que pedir y no le voy a faltar el respecto al buen hincha de Rampla Juniors", concluyó.

Temas relacionados: