Básquetbol
Con merecimientos

Básquetbol: “Uruguay jugó mejor que nosotros”, reconoció el seleccionador argentino

“Uruguay se dio cuenta que estaba dominando, se agrandó y nos frustró”, opinó Sergio Hernández. “En el juego físico fueron superiores y nos incomodaron”, agregó.
24.02.2018 09:31

El entrenador de la selección argentina de básquetbol reconoció la superioridad de Uruguay en el histórico triunfo de la Celeste por 88-83 este viernes en Olavarría por la tercera fecha del grupo A de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Beijing 2019, resultado que mantuvo a los dirigidos por Marcelo Signorelli primeros con puntaje perfecto.

"El básquetbol es un deporte lógico y el que mejor juega, gana. Podríamos haber metido algún tiro en el final del partido y ganarlo, pero hubiese sido mucho más fortuito, cosa que sucede pocas veces. Jugar mejor que el otro equipo es dominar el ritmo de juego, llevar el partido a donde vos te conviene, tener más claras las reglas defensivas y los caminos al gol", analizó.

El Oveja consideró que Argentina "tuvo fluidez en el primer tiempo", aunque también aclaró que la ventaja de 14 la sacó "con tiros de ocho metros de Redivo y Brussino", por lo que "tampoco necesitás tanto pase extra ni juego colectivo". "En el primer cuarto lo hicimos bien, pero después ya no fuimos el mismo equipo. Uruguay se dio cuenta de que estaba dominando el juego, se agrandó y nos frustró. Y ustedes saben lo que juega la mente en estos casos", dijo.

Uruguay: "poco bagaje", pero "ejecutado de manera convincente"

"Ellos jugaron sólo tres opciones en ataque todo el partido; la salida de los tiradores, sobre todo con Fitipaldo, el zipper + pick and roll en el eje, y el juego interior de Batista. Eso fue todo, pero es inteligente y es bueno. Tener poco bagaje y ejecutarlo de manera convincente como lo hizo Uruguay, es lo que debe hacer un equipo, y no hacer muchas cosas y a la vez no hacer nada, como nos pasó a nosotros. Tenemos muchas variables, pero si no fuera por los tiros de los dos tiradores hubiésemos tenido serios problemas", reconoció.

"Al principio ellos quisieron jugar mucho interior y dominamos a Fitipaldo dejándolo en dos puntos en el primer tiempo. Es un anotador en Europa y sabíamos que lo iban a usar como primera opción a él y a Batista. Los dominamos a los dos. Delía hizo una tremenda defensa con Batista y Redivo con Fitipaldo, y eso los confundió un poco, los sorprendió y los frustró, lo que nos permitió tener una fluidez de ataque como la que se vio", dijo del primer tiempo.

"También tuvimos una efectividad superlativa; Redivo tiró 3/3 y Brussino 2/2. Hoy en el básquetbol, como se juega, una diferencia de 14 puntos a los 10 minutos no indica más que un buen momento de un equipo. Pero entre dos equipos parejos no es tendencia", añadió en referencia a los primeros 20 minutos de juego y la eficacia argentina en tiros de tres puntos.

"Fitipaldo se puso el equipo al hombro"

"En el entretiempo ellos obviamente habrán hablado en el vestuario que si no conseguían meter puntos en el perímetro, sobre todo con Fitipaldo, no iban a poder ganar. Fitipaldo se puso el equipo al hombro y consiguió un par de acciones que le habíamos negado todo el primer tiempo. Es un jugador muy agresivo cuando va hacia su mano izquierda y para y tira, con bloqueo o sin bloqueo. Le habíamos negado esa opción todo el tiempo y lo habíamos mandado hacia su mano derecha. Se nos fue en el segundo tiempo, aprovechó el cansancio de Redivo, que ya no lo podía defender bien, metió 4/5 en triples en el tercer cuarto y ahí el partido pasó a otro lado. Nos abrió la cancha y tuvimos que salir a jugar una defensa que no queríamos jugar. Ahí aparecieron opciones más claras. En definitiva, Uruguay jugó mejor que nosotros", agregó Hernández.

El seleccionador argentino reconoció la supremacía de Uruguay también en "el juego físico", algo que a sus dirigidos los puso "en algún momento de mal humor". "Después se puede analizar si hubo contactos de más o de menos, pero eso ya es un problema arbitral. En el juego físico ellos fueron superiores y nos hicieron sentir muy incómodos", aseguró.

Sobre la importancia de la ausencia de Facundo Campazzo, base del Real Madrid, se limitó a responder que "no está". "No es una ausencia por lesión; ya sabíamos que no iba a estar. Tampoco están Garino ni Vildoza. En Uruguay tampoco está Granger, que es un jugador franquicia y clave para ellos. Ahí hasta podemos estar igualados. Nosotros tuvimos poco tiempo de preparación y ellos también. No hay excusas", concluyó.