Fútbol Internacional
Cuando todo parece jodido

Argentina clasificó a Rusia 2018 tras vencer a Ecuador 3-1 con triplete de Messi

El 10 albiceleste hizo todo bien y llevó de la mano a su selección, que arrancó perdiendo antes del minuto y terminó imponiéndose con justicia.
10.10.2017 22:23

ECUADOR 1-3 ARGENTINA
Goles: 1' Romario Ibarra (E), 12' Messi (A), 20' Messi (A), 62' Messi (A)
Jueces: Anderson Daronco, Alessandro Rocha de Matos y Fabricio Vilarinho

Ecuador: Máximo Banguera; Pedro Pablo Velasco, Darío Aimar, Robert Arboleda y Cristian Ramírez; Jefferson Orejuela, Jefferson Intriago (77' Jonny Uchuari) y Francisvo Cevallos (41' Enner Valencia); Renato Ibarra, Roberto Ordóñez (64' Michael Estrada) y Romario Ibarra. DT: Jorge Célico.

Argentina: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Javier Mascherano y Nicolás Otamendi; Eduardo Salvio (90' Federico Fazio), Lucas Biglia, Enzo Pérez y Marcos Acuña; Lionel Messi, Darío Benedetto (76' Mauro Icardi) y Ángel di María (84' Leandro Paredes). DT: Jorge Sampaoli.

Argentina abrochó su clasificación a la Copa del Mundo gracias a su enorme victoria en la altura de Quito y al resto de los resultados. La derrota de Chile en Brasil le permitió meterse directamente en Rusia 2018 sin pasar por una repesca que, antes de empezar el partido, muchos hubiesen firmado.

El cotejo arrancó de la peor forma posible para Argentina. Antes del minuto Mascherano despejó mal un balón aéreo, Romario Ibarra tiró una pared de cabeza con Ordóñez y al quedar de cara con Romero definió de zurda, cruzado y directo a la red.

En los minutos posteriores parecía estar para el nocaut el elenco de Sampaoli, que repuntó a medida que Messi fue encontrando la pelota. El 10 jugó a la altura de lo que se espera de él y a los 12’ empató tras notable combinación con Di María.

La fórmula se repitió a los 20’. Esta vez el pase de Di María fue comprometido, pero Messi trabó y ganó con el corpulento Aimar y se llevó el balón para reventarlo contra la red mediante un violento zurdazo al ángulo.

Luego, lejos de defender la diferencia, Argentina apostó a tener la pelota y Messi siguió desplegando su fútbol en el Atahualpa de Quito, donde al conjunto local le costó generar peligro cerca del arco de Romero.

El golpe de gracia lo dio Messi a los 62’. El crack rosarino abrochó la clasificación con una exquisita definición de zurda desde afuera del área por encima del arquero. Por si algo le faltaba para redondear una actuación memorable.