Fútbol Internacional
Al "Pelo"

"Trataré de cumplir el sueño de mi mamá comprándole una casa”, dijo Michael Santos.

"Fue una infancia muy dura, pero ahora estoy acá, luchándola", dijo Santos que contó de su infancia: "ibamos al monte para cortar leña y venderla para comer".
08.03.2018 18:14

El delantero uruguayo de Sporting de Gijón, Michael Santos, vive un gran momento en la Segunda División de España, donde lleva anotados 13 goles y es una de las principales cartas de su equipo para aspirar a retornar a La Liga

Santos, entrevistado por el diario El Comercio de aquel país, contó sobre algunas características de los futbolistas de nuestra tierra: "en Uruguay se pasa mucha necesidad. El jugador de fútbol se aferra a luchar, a buscar una oportunidad y tratar de aprovecharla para salir de allí o estar en una situación económica mejor. Todo eso se traduce en lucha y entrega al límite. No dar ninguna pelota por perdida nunca".

Y aclaró: "tenemos muchísimos jugadores buenos. Además de guerrear, también hay gente de calidad y técnica".

Consultado sobre su infancia contó: "fue complicada. Mi mamá, Magela, se separó de mi padre cuando yo tenía dos años. Tiempo después ella se juntó con el papá de mis hermanos, que siempre me apoyó y estuvo conmigo. Se llamaba Javier. Falleció hace un par de años. Mi mamá y él fueron dos pilares para que saliéramos adelante. Muchas veces pasamos necesidades. Teníamos que ir al monte, ¿oíste? Para cortar leña y venderla para comer. Mi mamá hacía empanadas. Yo salía con mi otro hermano, casa por casa, para venderlas. Así nos sosteníamos. Fue una infancia muy dura, pero ahora estoy acá. Luchándola".

Y contó sobre su casa en aquel entonces: "era de madera, con el techo de chapa, en Pando, la ciudad donde crecimos. Nos criamos en los 'ranchos', como se dice allá. Ahora trataré de cumplir el sueño de mi mamá comprándole una casa".

Ante la pregunta de si juega por su hijo mencionó: "sí. A ningún padre le gustaría que su hijo pasara la necesidad que se pasó. Se llama Valentino y tiene seis años. Es zurdito. Es el pilar que tengo para no 'bajonearme' y seguir tirando hacia delante".

Sobre si apuesta a llegar a 20 goles en la temporada aseguró: "eso me lo guardo para mí (risas). Me voy acercando a lo que quiero. Estoy contento y haciendo lo que el entrenador me pide. El delantero vive del gol y espero seguir así".

Por último hizo mención de un posible retorno a la selección: "me gustaría mucho. Que un jugador en Europa haga las cosas bien, creo que influye mucho en la citación. No sé para este año, porque parece que el plantel está hecho, pero para los siguientes me tengo fe".